Seguinos en:

ANMaC, control de armas legales y la violencia armada en Argentina

Ensayo Analítico

Autor: Christián Socolovsky Fecha de publicación: 24/08/2018

Introducción

"Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no vale nada sus ideas, o no vale nada el hombre." - Platón, 427-347 AC

El siguiente ensayo demostrara que la reciente creación de la ANMAC (Agencia Nacional de Materiales Controlados) por parte del estado argentino tuvo poco o nulo impacto en el descenso de la violencia armada en país sino que más bien con sus nuevas resoluciones atenta contra la integridad del sistema registral de armas argentino. Asimismo quedara demostrado que es una falacia el principio de "menos armas legales menos delitos sociales", ya que no necesariamente una legislación restrictiva que reduce las armas legales en manos de la población civil legal significa menor inseguridad y menor violencia armada para la sociedad.

En Octubre del año 2015 el Congreso Nacional promulga la Ley 27.192 que crea la ANMAC (Agencia Nacional de Materiales Controlados) en reemplazo del RENAR (Registro Nacional de Armas). La ANMAC es un ente descentralizado dentro del ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, con autarquía económica financiera, personería jurídica propia y capacidad de actuación en el ámbito del derecho público y privado, siendo su marco de acción la aplicación, control y fiscalización de la Ley de Armas 20.429 principalmente. (1) Sin embargo este cambio se da sin que los legisladores expliquen los motivos por el cual promueven a Agencia al anterior Registro, lo que a prima facie resultaría en una muestra de desconocimiento de la competencia del RENAR o de la aplicación de la Ley 20.429 de Armas y Explosivos, evidenciando como veremos, un cambio innecesario.

Entre los artículos de su creación figuran darle mayor potencia al Estado en el control de armas, mayor eficiencia; contribución al desarrollo de políticas de prevención de la violencia armada, y cooperación al desarrollo de políticas de combate a la criminalidad. (2) Obtiene todas las funciones registrales del RENAR, y se añaden otras como el manejo del recientemente creado BANMAC (Banco Nacional de Materiales Controlados) así como políticas de prevención en materia seguridad pública y el desarrollo de políticas tendientes a reducir el circulante de armas en la sociedad civil y prevenir los efectos de la violencia armada, contemplando la realización de campañas de comunicación pública. (3)

Sobre los objetivos que el legislador le da a la ANMAC debemos destacar el de reducir el circulante de armas en la sociedad civil. Lamentablemente este concepto no discrimina cuáles son las armas que el legislador busca reducir ni diferencia entre estado registral legal o ilegal, igualando en esta omisión a delincuentes con ciudadanos legales sin antecedentes. (4)

En este punto, las políticas de control, prevención y reducción pueden hacerse solo sobre las armas registradas legalmente; y sobre las ilegales la Ley 27.192 de creación de la ANMAC nada aporta ni menciona respecto supuestos de trabajo, contribuciones a la competencia de la Agencia y fundamentos que podrían haber realizado los legisladores para confeccionar una Ley de calidad jurídica, competencia definida y real importancia para la sociedad en su conjunto.

De una u otra forma se puede inferir entonces que el postulado de trabajo que dio origen a la ANMAC es la creencia de que un menor circulante de armas en manos de la población civil tendrá como resultado una menor violencia armada. Este concepto se alimenta en la premisa que las armas son el principal ingrediente de la acción delictiva violenta y se busca prohibir, restringir o dificultar el acceso a ellas, aunque este hecho es solo valido para el universo legal de usuarios de armas, ya que como hemos visto, no se diferencia si las armas a reducir son legales o ilegales, o que política se usara para combatir a las armas ilegales.

Debemos aclarar que las actividades que hagan los ciudadanos honestos sin antecedentes penales dentro del marco de la Ley 20.429 de Armas y Explosivos constituyen actos legales y no son delitos. Su prohibición, restricción o burocratización son actos contra la Constitución Nacional, la Ley y los Derechos Humanos Individuales.

Sin embargo las armas no son las causas que determinan la violencia de una sociedad. Existen factores sociales de índole diversa, dependiendo de los usos y costumbres, culturas y prácticas, de distintos países y sus sociedades. Los disparadores de la violencia social más comunes son la desocupación, la pobreza, la educación, la marginalidad, y la corrupción del sistema policial, judicial, y penal, resumiendo esto: la relación entre Estado y Sociedad. Podemos decir que la desigualdad y la violencia son inseparables y que la violencia social es sinónimo de inseguridad y deterioro social. (5) Corregir esos factores sociales es lo que reduce la violencia.

El control de acceso a las armas es diverso según cada país y su legislación. Los resultados obtenidos así son desiguales. De los datos que se expondrán, se puede inferir que la legislación de cada país y la facilidad de acceso de ciudadanos legales a las armas tiene poca influencia en la violencia armada, la cual está ligada más a instituciones estatales débiles, cuestiones sociales y la dinámica local del delito.

El Marco Internacional

"La única verdad es la realidad" - Aristóteles 384-322 AC.

Grafico 1: Tasa de homicidios dolosos por 1000.000 habitantes.

El grafico muestra la tasa de homicidios dolosos cada 100.000 habitantes a nivel mundial. A mayor intensidad de rojo, más homicidios, a mayor intensidad de blanco, menor homicidios. La información es del año 2017 (6)

Grafico 2: Posesión de armas legales en poder de la población civil.

El grafico muestra la posesión de armas por cada 100 habitantes a nivel mundial. A mayor intensidad de rojo, más cantidad de armas legales y a mayor intensidad de verde, menor cantidad o legislación restrictiva. La información es del año 2018 (7)

Existen varios indicadores para medir la violencia social de un país. En general se coincide en aceptar la tasa de homicidios dolosos por cada 100.000 habitantes como uno de los indicadores más usados en materia de seguridad y patrón de comparación entre países. El número de armas por cada 100 habitantes es otro de los indicadores usualmente utilizados para realizar análisis.

Lo que podemos inferir a simple vista al analizar los datos vertidos en estos gráficos es que en las zonas donde menor cantidad de armas legales (o de legislación altamente restrictiva) se registran las tasas de homicidios dolosos por cada 100.000 habitantes más altas del planeta. Lo contrario es que a mayor cantidad de armas legales en posesión de la población civil existen en un país (o de legislación permisiva) es menor la tasa de homicidios dolosos por cada 100.000 habitantes.

En otras palabras: a mayor cantidad de armas legales en poder de los civiles legales, menor cantidad de delito y homicidios dolosos tiene un país.

Es evidente que ciertas áreas del planeta donde la legislación es altamente restrictiva y existe un alto grado de violencia armada, como por ejemplo el continente africano, no significa que no existan armas. La tasa de homicidios dolosos es alta ya que existen grandes cantidades de armas ilegales siendo traficadas a la zona, las cuales no respetan legislación, reglamentaciones ni fronteras.

Podemos desprender entonces que si un país restringe altamente el acceso a armas legales, perderá el control de la situación por medio de las importaciones clandestinas de armas ilegales.

En el caso de México, la legislación sobre tenencia de armas es altamente restrictiva, sin embargo, ostenta uno de los índices más altos de homicidios de toda América, 16 homicidios por cada 100.000 habitantes. (8) Asimismo los civiles tienen prohibido comprar armas de estilo militar, deben pedir permiso para comprar, obtener la autorización por parte de las autoridades y solo están habilitados a comprar armas civiles de bajo calibre. Sin embargo, en los secuestros de armas realizados se obtiene el siguiente detalle:

Grafico 3: Armas Incautadas por la Policía de México.

Se muestra las incautaciones de armas realizadas en el periodo 2010-2013. Alrededor del 70% son fusiles de asalto o ametralladoras. Estas armas son prácticamente en su totalidad prohibidas a civiles y no se hallan disponibles en ninguna armería del país. (9)

Del ejemplo de México podemos desprender entonces que las armas importadas o traficadas a un país serán de mayor poder de fuego y daño que las que intenta restringir el legislador.

Similar caso ocurre con El Salvador, que tiene una de las legislaciones más restrictivas del planeta respecto a la posesión de armas, sin embargo la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes asciende a 109. Brasil también posee una de las legislaciones más estrictas, limitando por calibres, sin embargo, su tasa de homicidios por cada 100.000 asciende a 27. (8)

En el otro extremo tenemos a Chile, cuya legislación permite el registro de armas y su tasa de homicidios por cada 100.000 es de 4. Lo mismo ocurre con Uruguay, cuya tasa de homicidios por 100.000 habitantes asciende a 8. Es evidente que en esos países el acceso a armas legales por parte de civiles no es determinante de su grado de violencia, y que las instituciones como Carabineros de Chile y la Justicia juegan un rol preponderante en el control efectivo ejercido. (9)

En el caso particular de Australia podemos citar que en el año 1997 en la ciudad de Port Arthur en la isla de Tasmania, un hombre abrió fuego con un fusil de asalto Colt M16 contra turistas, matando a 35 e hiriendo aproximadamente a 23. Este hecho se lo conoce como la "Masacre de Port Arthur", posteriormente se descubriría que el victimario tenia serios problemas mentales y que fue un error del estado el proceso administrativo que le permitió obtener el arma.

El gobierno rápidamente planteo el desarme civil y para evitar ilegalidades les pago a sus dueños las armas. El programa de recompra involucro 650.000 armas y 700 millones de dólares. Paradójicamente luego de este hecho la tasa de homicidios dolosos por cada 100.000 habitantes se disparó hasta llegar a un pico en el año 2001, donde empiezan a evidenciarse un número mayor de armas en manos de civiles, programas de prevención del delito, contención ante el desempleo y línea de protección al suicida. (10)

Grafico 4: Tasa de Homicidios Dolosos por cada 100.000 - Australia - Periodo 1989 - 2014 (10)

Luego de pormenorizados análisis, investigadores de la Universidad de Melbourne llegaron a la conclusión que: "Para finalizar podemos decir que si bien la política de desarme y recompra podría parecer sensible y lógica para aplacar los miedos ciudadanos, termino siendo un derroche de recursos económicos del estado que no se tradujo en una reducción real de la tasa de homicidios ni del delito." (11) Nuevamente podemos evidenciar que son los factores socio-culturales y económicos los necesarios para reducir la violencia armada de un país.

El Marco Nacional

"Cuando las ideas no te dejan ver la realidad, no son ideas, son mentiras." - Del libro "Crematorio" de Rafael Chirves.

Para confeccionar la información a nivel nacional he debido de recurrir a diversas fuentes oficiales de distintas índoles. Sus datos si bien oficiales, no son homogéneos, no tienen calidad para profundizar el análisis ("drilling" de información) y generalmente están dispersos por distintas entidades por lo que utilizo los que mejor detallan la situación del marco nacional para este estudio. Las fuentes de datos utilizadas para realizar este análisis son los datos provistos por la UNODC (United Nations Office on Drugs and Crime) y la Dirección Nacional de Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos a través de sus informes SNIC. (Sistema Nacional de Información Criminal) y SNEEP (Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de Penas)

Cabe mencionar también que en nuestro país y desde hace ya muchos años, no existen estadísticas confiables respecto a este tema, ya que lo que se publicita como oficial dista mucho de la cruda realidad de violencia con la que convivimos los argentinos todos los días. No olvidemos la frase oficial de un ministro hace unos años, "La inseguridad es una sensación". Para darse cuenta de que no es una sensación, basta solo adquirir y leer el diario del día.

Grafico 5: Tasa de Homicidios Dolosos cada 100.000 habitantes - Argentina 2000 - 2016 (8)

Como es evidente en el gráfico, la violencia armada ha venido disminuyendo a lo largo de los últimos 16 años en Argentina, obteniéndose una tasa estable en los últimos 10 años evaluados.

El análisis del año 2017 refuerza los principales supuestos de este ensayo, que son para reducir la violencia armada se debe trabajar en los componentes socio culturales y económicos de una nación, ya que la tasa de homicidios dolosos informada por el Ministerio de Seguridad de la Nación asciende a 5,2 por cada 100.000 habitantes. El año 2017 según Presidencia de la Nación fue un año de recuperación de empleo, de caída de la inflación, de aumento de la inversión y de recuperación de actividad industrial, agraria y construcción. (31)

La mejora en la situación económica luego del colapso financiero del año 2001 es evidente que jugó un papel preponderante en la caída de los hechos violentos. El estado argentino toma medidas activas contra el delito armado luego del secuestro y posterior asesinato de Axel Blumberg en el año 2004, donde se vota la Ley 25.886 que pena los delitos con uso de armas.

Posteriormente y como medida de reducción de la violencia armada, se vota la Ley 26.216 "PROGRAMA NACIONAL DE ENTREGA VOLUNTARIA DE ARMAS DE FUEGO" en el año 2006 que luego implementa el RENAR (Registro Nacional de Armas) a través de la Resolución 1308/07. De acuerdo a los datos brindados por la UNODC (United Nations Office on Drugs and Crime) las confiscaciones fueron crecientes, brindándose la siguiente evolución:

Tabla 1: Total de Armas incautadas en Argentina 2004 - 2014 - Fuente UNODC/RENAR

Como puede apreciarse, las incautaciones de armas realizadas durante 10 años ascienden a 58.695 armas, partes y componentes. Paradójicamente, no se declaran incautaciones de municiones. La destrucción de armas se incrementa año a año, y cada vez son más numerosas. De acuerdo a los datos que el mismo ANMAC pone en sitio web, en el año 2015 se destruyeron 32.320 armas (15) y 46.600 armas en 2016, teniendo como objetivo para el año 2017 la destrucción de 75.000 armas de fuego. (16)

Esto nos permite inferir que a pesar de la promulgación de la Ley Blumberg (como así se conoce a la ley 25.886) y del esfuerzo económico del "Programa Nacional De Entrega Voluntaria De Armas De Fuego" y las incautaciones de la policía informadas, NO han contribuido significativamente a la reducción de la tasa de homicidios dolosos por cada 100.000 habitantes la cual ha permanecido casi invariable durante 16 años.

Asimismo podemos agregar que la tasa total de hechos delictivos para el año 2016 disminuyo 6%, pasando de 3636 hechos en al año 2015 a 3434 en el 2016. La tasa de victimas por lesiones dolosas disminuyo un 22% pasando de 440 en 2015 a 342 en 2016. Estas cifras refuerzan la postura que poco ha influido la política de incautaciones y destrucción de armas en los índices de violencia dolosa. (13)

Sin embargo, el mismo reporte (13) nos muestra que las tasas de victimas de homicidios culposos por accidentes viales cada 100.000 habitantes ascienden a 10,1 en 2015 y desciende a 9,7 hechos por cada 100.000 habitantes. Es decir, la tasa de homicidios culposos por accidentes viales cada 100.000 habitantes excede a la tasa de homicidios dolosos por cada 100.000 habitantes en un 167%, quedando demostrando que la violencia no es la primer causa de muerte en Argentina, sino más bien los accidentes viales. El informe demuestra también que la tasa de victimas por lesiones culposas en siniestros viales esta en ascenso también, contra el descenso de la tasa de lesiones dolosas por hechos delictivos.

El indicador de tasa por homicidios dolosos muestra la totalidad de hechos violentos y no discrimina hechos realizados por armas de fuego. Me fue muy difícil encontrar información discriminada a nivel nacional sobre este asunto. De acuerdo a "Small Arms Survey" solo una tasa del 3,5 se consumó con armas de fuego de un total de 6.0. Los datos los obtienen del Ministerio de Salud. Esta cifra parece correcta, ya que el autor de este ensayo utilizando las bases de datos sobre criminalidad del Ministerio de Modernización llego a un valor similar. (14)

Tabla 2: Tasa de Homicidios Dolosos cometidos con Arma de Fuego por Cada 100.000 Hab. Año 2016 (6)

De acuerdo a datos oficiales, la composición del stock de armas del país es la siguiente: 1.606.741 armas en manos de 1.012.542 legítimos usuarios. Eso incluye a civiles, fuerzas de seguridad y funcionarios públicos. El total de armas estimado por ANMAC asciende a 4.000.000, sin embargo, los últimos datos otorgados por su Directora indicarían que se maneja una cifra histórica que asciende a 8.000.000 de armas ilegales. (17)

Grafico 6: Composición del Stock de Armas Legales e Ilegales en Argentina - Año 2016 - En Cantidades Totales y Porcentuales.

El ex titular del RENAR, Dr. Genaro Báez informo a que la cifra de Legítimos Usuarios de armas de fuego involucrados en hechos delictivos arrojaban cifras del orden de 0,01% del total de usuarios y ese porcentaje disminuía aún más cuando se evaluaban los que recibían condena firme. (18)

Extrapolando estos datos podríamos decir que para la tasa de homicidios dolosos cometidos con armas de fuego cada 100.000 habitantes de 3,5 solo 40,16% pertenece a armas legales, dando por resultado una tasa de homicidios dolosos atribuible a las armas legales de 1,4 y como serian judiciables el 0.01%, da como resultado una tasa final de homicidios dolosos atribuibles a armas de fuego legales condenables de 0,014.

En otra palabras, de extrapolar los datos surge que del total de tasa de 3,5 homicidios dolosos cada 100.000 habitantes cometidos por armas de fuego, solo el 0,014 son cometidos por armas de fuego legales en causas judiciables que representa 4 por mil del total de 6 o lo que sería el equivalente a 0,0024 de la tasa de homicidios dolosos cada 100.000 habitantes.

Haciendo el mismo ejercicio con los datos brindados por la RAD (Red Argentina para el Desarme) y publicados por el INECIP (Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales) dicen ser que 8 personas mueren por día en Argentina a causa de la violencia armada, anualizando este dato serian alrededor de 2.920 personas al año. Si utilizamos 4 por mil atribuible a armas legales con causas judiciables estamos hablando de tan solo 12 personas al año de un total de 2920. (20)

En contraposición con las 2.920 personas que mueren violentamente al año, cabe destacar que la cantidad de muertos por accidentes viales en Argentina según la Asociación Luchemos por la Vida ascienden a 7.230 personas, lo que equivale a 20 personas por día que fallecen en nuestras rutas, el equivalente al 250% de las muertes por violencia armada. (21)

Queda demostrado entonces que la violencia armada generada por armas legales o legítimos usuarios en Argentina NO son casos significativos a los efectos estadísticos y que la política de excesivo control, restricción y prohibición de acceso a armas legales junto con el desarme, NO es efectiva a la hora de disminuir la violencia armada en Argentina.

Estoy seguro que de contar con información fehaciente respecto a datos reales judiciables por parte de legítimos usuarios, los mismos aun así también carecerían de valor estadístico.

El verdadero problema de la violencia armada lo constituye las armas ilegales, que son el 59,83% de las cuales son atribuibles el 99,996% de los delitos, contra estas el Estado Nacional no ha presentado políticas de restricción, prohibición y/o combate.

No hay competencias que sean efectivas a la hora de evitar el tráfico internacional y domestico ilegal, la comercialización clandestina de armas y municiones, la persecución de fábricas y talleres armeros ilegales y sitios de recarga furtivos. Tampoco ha establecido políticas de recuperación de armas robadas a los efectivos de fuerzas de seguridad ni tampoco auditorías a las faltantes en depósitos de fuerzas armadas ni control de los desvíos de munición, así como no considera políticas sociales de contención de la violencia armada, excepto algún plan social.

El estado deja al libre hacer a los delincuentes y sus las armas ilegales restringiendo el acceso y aumentando los requisitos y controles para obtener armas las legales como si esto fuera una política efectiva, siendo los resultados -al igual que en el caso de México- la proliferación y negociación en el mercado negro de armas ilegales prohibidas de mayor potencia de fuego y peligrosidad que las que se intenta restringir por parte de bandas de crimen organizado.

La Agencia Nacional de Materiales Controlados

"Solo unos pocos encuentran el camino, otros no lo reconocen cuando lo encuentran, y algunos ni siquiera quieren encontrarlo..."
"Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas" de Lewis Carroll

La Ley de creación de la Agencia Nacional de Materiales Controlados se promulga el 19 de Octubre de 2015 bajo el número de 27.192. En sus objetivos figuran: registración, control y fiscalización sobre los materiales, los actos y las personas físicas y jurídicas, desarrollo de políticas tendientes a reducir el circulante de armas en la sociedad civil y prevenir los efectos de la violencia armada, proceder a la destrucción de los materiales controlados, desarrollo de acciones positivas que propendan a la disminución de la violencia con armas de fuego, colaboración en la investigación y persecución penal de los delitos relativos a las armas de fuego, municiones y explosivos. (19)

En sus primeros años de gestión la Dirección de la ANMAC tomo medidas mediante resoluciones y disposiciones que no contribuyeron al fortalecimiento del sistema registral argentino. Son las resoluciones más controversiales la Res. 023/2016 que crea un sistema nacional de psicofísicos para la tenencia y portación de armas; la Res. 005/17 que llama a licitación no aclarando los conceptos básicos que debería de tener el examen a cumplimentar las empresas, siendo este motivo ya causa de nulidad administrativa; y finalmente la Res. 0015/17 que asigna los psicofísicos a una sola empresa llamada Dienst Consulting S.A. CUIT 30-70771220-8, constituyendo esta acción la creación de un monopolio por parte del estado, que viola la Ley 25.156 de Defensa de la Competencia, más conocida como ley antimonopolios ya que le otorga a Dienst Consulting S. A. una abusiva posición dominante de mercado que resulta en el perjuicio para el interés público en general y particular. (23)

El resultado de estas acciones abusivas y de dominancia del mercado fue el perjuicio económico debido al encarecimiento del examen psicofísico, antes gratuito pasando a costar dependiendo el caso entre $3500 y $4500, encareciendo la totalidad del trámite de procesamiento de legítimo usuario, dando como consecuencia la caída de las nuevas solicitudes y renovaciones programadas. Además la empresa no cumple con los aspectos técnicos de tener clínicas o consultorios en todas las ciudades del país, siendo esta una causa de nulidad absoluta del contrato y además un problema operativo para los usuarios, que en algunos casos deben viajar más de 600 kilómetros para hacerse un examen de 30 minutos.

Según datos oficiales que se le presentaron en el Congreso Nacional al Señor Jefe de Gabinete de Ministros Marcos Peña la caída en el procesamiento de las credenciales de legítimos usuarios asciende al 70% de las personas registradas en el sistema que no han podido renovar su credencial debido al alto costo que deben abonar, y solo 30% de los legítimos usuarios estarían en regla. Esto evidencia el daño registral causado por la mala gestión y refleja el perjuicio económico que posee el universo de legítimos usuarios. (22)

Se calcula que aproximadamente 4200 armas por días entran en la ilegalidad por la incapacidad del estado en disminuir la burocracia existente y establecer costos realistas para la tramitación de los permisos pertinentes. Las proyecciones indican que desde que se implementó el sistema nacional de psicofísicos en el año 2017 unas 500.000 armas ya han salido del sistema y de continuar esta tendencia, el estado argentino perderá el control sobre el 90% de las armas totales registradas en aproximadamente otros dos años. (22)

Hay otras disposiciones controversiales, como ser la de guarda de armas DNFRYDMC 002/17, que viola la propia Ley de Armas, contrariando su articulado, su espíritu e implementación, siendo nula de todo derecho. O la de Recintos blindados, casquilletes 415/17, la cual solicita requisitos que superan cualquier lógica operativa. Al momento la ANMAC no tiene representación propia en todas las provincias del país, sino en algunos casos a través de los Registros Provinciales de Armas (REPAR) no teniendo así una verdadera presencia realmente federal.

Anteriormente con el RENAR los fondos provenían del Ente Cooperador Ley 23. 979 que operaba bajo la órbita de AICACYP (Asociación de Industriales, Comerciantes de Artículos de Caza y Pesca) hasta el arribo de la Ley 27.192 que crea la ANMAC. Esta ley dispone que la derogación de la Ley 23.979 y del Ente Cooperador, asignándole partida presupuestal. Sin embargo eso no ocurrió, y para evitar contraposición de intereses, se renovó el Ente Cooperador con la ACARA (Asociación de Concesionarios Automotores de la República Argentina) lo cual consiste en una contradicción y una falta a la Ley 27.192. Cabe destacar que durante los 24 años que duro el Ente Cooperador Ley 23.979 con AICACYP jamás ninguna administración objeto, anulo, o requirió auditoria de anormalidad alguna.

Cabe destacar también que en la época de los 90´s en la cual no existían computadoras de avanzada, el RENAR emitía las credenciales de tenencia urgentes en tan solo 4 horas. En la actualidad y con computadoras de alta capacidad y sistemas integrados como el SIGIMAC, la ANMAC está retrasada en la entrega de credenciales de tenencia aproximadamente entre 1 mes y medio a 3 meses. Ni hablar de los permisos de las armas comprendidas en el Decreto 64/95, los cuales llevan años de retraso, no impidiendo esto de por si las transacciones.

Conclusiones

"Por lo menos así lo veo yo" - Guillermo Nimo - Periodista Deportivo.

Es evidente que con el cambio de RENAR a ANMAC instrumentado con la Ley 27.192 la República Argentina no gano en un organismo de mayor calidad y prestación que el anterior, siendo esta una oportunidad perdida debido al pobre texto de la legislación realizada por los legisladores. La nueva y reciente creada ANMAC no posee poderes y atribuciones comparables a otras agencias mundiales, y por ese motivo no contribuye ni aporta ninguna nueva política significativa para la reducción radical del delito armado ni de la violencia marginal.

La ley no incluye tampoco alternativas de capacitación para los legítimos usuarios. Si fuera simplista podría decir que la ANMAC no es más que un RENAR con BANMAC y una partida presupuestaria específicamente asignada. Es difícil imaginar también una Agencia que pueda llevar adelante tareas de avanzada cuando no es capaz de estar al día con el trabajo de impresión de tenencias.

Para Matthias Nowak, investigador de Small Arms Survey en entrevista a InSightCrime opino que para el control efectivo de la violencia armada de grupos como el narcotráfico y delincuentes comunes la fortaleza de las instituciones entran en la ecuación: "Las Instituciones tienen un efecto central." (24) Esto lo mencione en mi introducción.

Y es claro que en el caso de la ANMAC o podríamos decir: en el caso de las instituciones de la República Argentina, muchas son débiles a la hora de actuar en el ámbito que les corresponde. Y ejemplos tenemos todos los días. Recientemente fueron robados del Escuadrón 20 de la Gendarmería en Oran - Provincia de Salta - más de 50kg de cocaína dejados en custodia por la fuerza judicial. (26) O el caso de fusiles FAL del Ejército Argentino encontrados en manos de narcotraficantes en favelas del Brasil (27)

Podemos también tristemente mencionar el crimen de la oficial de la Policía Bonaerense Lourdes Espíndola que fue atacada por delincuentes para robarle el arma reglamentaria. (29) Esta situación es demasiado común ya que de acuerdo a las crónicas periodísticas al menos 2 armas por semana son robadas a oficiales de la fuerza de seguridad. (28)

Estos hechos constituyen flujos de armas legales entrando en el circuito ilegal, y no se ven esfuerzos, acciones o análisis realizados por las instituciones estatales encargadas de evitar que esto pase, o para detener el ataque a sus oficiales, o para recuperar las armas robadas.

Para mencionar otros ámbitos donde la debilidad de las instituciones argentinas es evidente podríamos mencionar también a los falsos médicos recientemente descubiertos en el Hospital Municipal Hospital Dr. Ángel Marzetti de la ciudad de Cañuelas en la provincia de Buenos Aires. Allí se descubrieron 4 profesionales médicos que no tenían título habilitante. Es evidente que los numerosos controles del Ministerio de Educación de la Nación, del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, de los Colegios Médicos intervinientes y del Hospital Municipal, no fueron efectivos a la hora de detectar un simple engaño, poniendo en duda respecto la efectividad de todo el sistema burocrático interviniente. (30)

A vistas de los ejemplos dados, pensar que la ANMAC pueda ser una institución todopoderosa que pueda llevar a cabo el desarme civil mediante el exceso de directivas, elevamiento de los costos de los tramites, persecución legal de los ciudadanos sin antecedentes penales que poseen armas, que no produzca una sola política para incluir las armas pérdidas o perseguir a las armas ilegales, y que con estos supuestos pueda lograr la "pacificación social" suena a una fantasía que solo funcionarios que desconocen la realidad argentina pueden querer vender.

De hecho esta "inefabilidad" de la ANMAC ha sido vulnerada con la denuncia de robo de armas provenientes del "Programa de Nacional de Entrega Voluntaria de Armas" de los depósitos de la mismísima ANMAC. (32)

Héctor Abbas, especialista en caza y tiro denomina a la acción de restringir como "cazar en el zoológico"; esta frase refleja el acto de "cazar" fieras que no suponen riesgo para la población, ya que están contenidas apropiadamente. Son las fieras "fuera del zoológico" las que si representan un riesgo, y a esas precisamente los funcionarios no quieren o no pueden regular.

Los culpables no son los inocentes. Y es el Estado Nacional quien tiene el deber de perseguir y combatir los factores sociales que desembocan en inseguridad y violencia armada.

Es claro que una política de reducción de la violencia armada no pasa por la restricción, prohibición y desarme de la población civil legal, sino más bien por un estudio meticuloso de las instituciones en su conjunto, fortaleciendo sus bases y trabajando en los factores que desencadenan violencia social como ser el desempleo, la pobreza, la educación y otros factores de deterioro y desigualdad social, y por supuesto estresar el trabajo en la persecución de las armas ilegales.

Mientras en Argentina continúe el empeoramiento social como resultado de las fracasadas políticas sociales, culturales y económicas, seguramente la violencia armada y las armas ilegales seguirán proliferando. Hemos analizado los porque de la disminución de la tasa de homicidios dolosos por cada 100.000 habitantes para el año 2017. Sin embargo, estoy casi seguro que la tasa de homicidios dolosos del año 2018, con todo el efecto que tienen la inflación, devaluación, desinversión, suba de tarifas, desempleo y cierre de empresas, en la creación de desigualdad social, logrará ser muy superior a la tasa del año 2016 y 2017.

No hay beneficio social en disminuir el acceso a las armas legales si el resultado para la sociedad en su conjunto es más inseguridad. Es evidente que los planes de prohibición de armas legales en manos de gente sin antecedentes no dan como resultado menos muerte.

Es el caso de Venezuela, en el año 2012 prohibió totalmente la venta de armas a civiles e implemento un plan de desarme, incautación y destrucción de armas en mano de la población civil, sin embargo la violencia social armada aumenta alarmantemente año tras año. (33)

También los factores externos juegan su papel con la Defensa Nacional: como ejemplo las porosas fronteras de nuestro país, lugar donde se suelen concentrar el crimen organizado por distintos motivos, entre ellos narcotráfico, tráfico de armas y contrabando de municiones. Recientemente el Presidente Macri ha firmado el Decreto 683/2018 desplegando hacia las fronteras al instrumento militar como elemento logístico para las fuerzas de seguridad.

Esto es para movilizar tropas de la Gendarmería Nacional hacia las ciudades a los efectos de obtener una mayor seguridad y contener la violencia armada en nuestra sociedad. Lamentablemente las fuerzas policiales carecen del entrenamiento necesario para enfrentar y combatir semejante nivel de violencia e inseguridad manifestado en robo, salideras, entraderas, escruches, generalmente caracterizados por la crueldad de asesinar antes o después de robar. Estas medidas tomadas por si solas y no dentro de un plan en conjunto no logran clarificar si es incapacidad del Estado Nacional para contener el delito o la incapacidad de la Justicia para aplicar las penas que deben tomarse.

Nuevamente, la nueva ANMAC tiene nulo o pobre protagonismo persiguiendo esta clase de delitos derivados de factores externos de criminalidad, como si poseen sus agencias pares mundiales, y carece de herramientas para apoyar el combate de la inseguridad y violencia armada interna.

Podríamos preguntarnos también sobre el "costo beneficio" del "Programa Nacional De Entrega Voluntaria De Armas De Fuego" supongamos que sea una cifra cercana a las 250.000 armas destruidas desde el comienzo del plan, y que ese sea el monto que se destruya por año, si las armas ilegales ascienden a 2.393.259 como menciono la titular del ANMAC, se tardaran aproximadamente 10 años más en retirarlas todas de circulación. Aunque si utilizamos la última cifra que brindo su Directora al diario "Clarín" en su entrevista, que es de alrededor de 8.000.000 de armas de fuego ilegales, estaríamos hablando de 32 años para erradicar las armas ilegales de la sociedad.

Debemos hacer una acotación respecto a ese punto: el Programa considera también como entrega voluntaria de armas de fuego, a las armas provenientes de Empresas de Seguridad, algunas Policías Provinciales, Juzgados Nacionales y Provinciales, entre otros, es decir, que no son armas que puramente fueron entregadas por delincuentes o capturadas en delitos sino también particulares que decidieron deshacerse de ellas por diversos motivos (imposibilidad económica de afrontar el trámite de regularización, herencias, recuerdos afectivos, desconocimiento del uso, etc.) por lo que la cifra oficial de las armas destruidas no es representativa de reducción real del stock de armas del delito y no es un fiel indicador de avance contra la violencia y el delito.

Por supuesto debe permanecer, aunque si bien algunas ONGs desarmistas habían planteado a la entrega voluntaria como la solución al problema es claro que por si solo no ha sido efectivo y en países avanzados como Australia, donde han sido coercitivos, han demostrado también ser un fracaso y un derroche de dinero. Hablando de Latinoamérica, con solo ver los casos de Venezuela o México, Honduras o El Salvador, es evidente que el "desarme" no es, ni ha sido la solución al problema.

Es evidente que la violencia armada es un problema político y social, ya que para disminuirla se debe trabajar en factores socioculturales, educativos y económicos que poco dependen de la cantidad de armas que posee una nación en manos de sus ciudadanos legales. De hecho, en los Estados Unidos, los estados que poseen más libertad otorgando portaciones de armas, o los estados con legislaciones más permisivas para la tenencia son los estados donde más declino la violencia armada y el delito. (25)

Medidas como la inclusión de legítimos usuarios y de las armas que se hallan fuera del sistema son piezas clave y fundamental para disminuir la cantidad circulante de armas que podrían ingresar al circuito ilegal. Debemos recordar el re empadronamiento de armas realizado en los años 90, que fue una exitosa medida inclusiva, amigable, económica, que logro registrar a casi la totalidad de armas del país.

Mientras nuestros políticos y medios de comunicación analicen superficialmente el tema y sigan utilizando el discurso seductor de lo "políticamente correcto" de culpar a los legítimos usuarios como responsables de la violencia armada e inseguridad del país (discursos que son brindados por ONGs desarmistas con intereses monetarios y financiamiento extranjero y tienen eco en legisladores influenciables para generar una lasciva legislación) solo se lograra dilatar el asunto y distraer la atención de las masas para no resolver el problema de la realidad de la inseguridad armada. Este discurso generalmente suele lograr votos en algunos sectores de la población, que tiene miedo a las armas o que posee un punto de vista de la realidad distorsionado.

La idea de lo "políticamente correcto" hoy es usada por políticos y medios de comunicación desde una posición de prohibición del derecho personal que tienen los legítimos usuarios y de censura del pensamiento individual que muestra una realidad que no le sirve al funcionario, para eso habrá que convencer que posiciones inválidas son valederas y así, con poco esfuerzo y relato "amigable" dominar a las masas con el engaño de pensamientos colectivos erróneos.

Hagámonos esta pregunta: ¿Qué pasaría si aún el estado decide continuar con esta política de exclusión, restricción, prohibición y desarme? Bueno, la respuesta es simple: seguirá fracasando. La pregunta en realidad no es si fracasara o no, sino ¿A quién le sirve que el estado fracase en su política de armas? ¿Quién gana con ese fracaso? De seguro la sociedad no. Ya es sabido que nuestro país viene jugando a perdedor desde hace décadas, que los cambios que deben realizarse son retrasados, pospuestos o cancelados, resultando en fracasos sistemáticos y continuos. Sin embargo, ha habido gente que con esos fracasos se han enriquecido. Cuando Bob Woodward y Carl Bernstein investigaban periodísticamente el caso "Watergate" le preguntaron al informante "Garganta Profunda" quien se beneficiaba con las escuchas y espionajes ilegales y el soplón les respondió: "follow the monies".

Gente con experiencia en el rubro de defensa y seguridad dice que esta reforma de la ANMAC no lleva al éxito, gente de la industria dice que esta reforma de psicofísicos y desarme lleva al fracaso, gente experimentada en el rubro asiente... entonces: ¿porque el estado continúa con el rumbo al fracaso? ¿Cuál es el costo beneficio de la destrucción del sistema registral? ¿Será que se quiere el fracaso para justificar un desarme masivo de la población que implique erogación millonaria de fondos? ¿Qué empresas serían las adjudicatarias en llevarlo adelante? Por supuesto ninguna de esas preguntas considera si el asunto es positivo para la gente o no.

Es hora que los argentinos hagamos lo que debemos y tenemos que hacer, y que de una vez por todas empecemos a jugar a ganar. Eso significa respetar los derechos y garantías constitucionales, buscar los cambios necesarios para lograr el éxito en políticas públicas como país, como en el caso de política de seguridad pública de armas fuera en su momento el RENAR, institución premiada y reconocida en todo el mundo por sus políticas de avanzada en el control e inclusión de usuarios y armas, incluso premiado en la ONU.

La realidad demuestra que mientras no se ataquen los factores socioculturales y económicos que generan el deterioro social, no se podrá solucionar el problema de la inseguridad y la violencia armada. Mientras se siga desoyendo a las personas e instituciones que tienen experiencia y expertise en el tema es lógico que se siga fracasando. Es evidente que la ANMAC debe revertir estas políticas de fracaso y tener un sistema inclusivo que permita legalizar la mayor cantidad de personas y armas, y perfeccionar políticas que le permitan combatir, incautar, prohibir, destruir organizaciones criminales y armas ilegales nacionales e internacionales.

Recomendaciones finales

"¡Argentinos, a las cosas!" - José Ortega y Gasset

Al Poder Ejecutivo Nacional: recordarle que el ámbito natural de la ANMAC es el ámbito del Ministerio de Defensa. Su creación coincide con las leyes denominadas "paquete de defensa" que se implementaron bajo el gobierno del Presidente Perón. Este motivo no solo tiene razones históricas, sino que también tiene lógica que la Agencia este bajo esa orbita ya que el stock de armas en manos de la ciudadanía es un capital estratégico de la Nación, que hace a su defensa nacional.

Al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos: recordarle que la elección de personas profesionales, experimentadas e idóneas para ocupar cargos en la ANMAC es fundamental para el correcto desarrollo y registro de legítimos usuarios. Solicitar a nuestros legisladores que se incluyan en el articulado de la Ley 27.192 funciones y competencias de avanzada como poseen otras agencias mundiales. Articular los medios para que el fondeo de la ANMAC no sea a través de ACARA sino vía presupuesto nacional.

Al ANMAC: anular rápidamente los efectos de las resoluciones que pusieron en marcha el sistema nacional de psicofísicos por considerar que las mismas hoy poseen condiciones contractuales de nulidad absoluta. Evaluar el riesgo judicial derivado de la mala praxis de Dienst Consulting S.A. como así su posible desafectación nacional como proveedor del estado, generando que la ANMAC pudiese quedar sin sistema nacional de psicofísicos. Elevar al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos un reporte informando el daño y perjuicio al sistema registral que han generado estas desacertadas medidas. Tomar medidas tendientes a fortalecer su posición institucional trabajando en conjunto con Diputados y Senadores para mejorar la pobre redacción de la Ley 27.192 y asumir competencias que son similares a otras agencias de clase mundial. Demandar la creación de la partida presupuestaria correspondiente. Actualizar sistemas, y regularizar la situación de tenencias y decretos 64/95.

Por último, concluyo este ensayo analítico diciendo que en mi opinión y en base a la información analizada, en la República Argentina no se cumple el paradigma que menos armas en manos de la población civil legal signifiquen menor cantidad de muertes, baja de la violencia armada y/o disminución de la inseguridad y que el desarme sea una solución válida. La recientemente creada ANMAC poco puede hacer para evitar o prevenir la violencia armada proveniente del delito debido a la pobre competencia que le brindo la deficiente legislación que le dio origen.

Fuentes

(1) Ley 27.192 de Creación de la ANMAC.
(2) Art. 2 de la Ley 27.192 de Creación de la ANMAC.
(3) Art. 4 inc. 2 de la Ley 27.192 de Creación de la ANMAC.
(4) El legislador taxativamente en la Ley 27.192 de Creación de la ANMAC dice "armas" sin diferenciar si son de fuego o no, legales o no. Asumo que está refiriéndose a las de fuego, que son el ámbito normal de la ANMAC.
(5) PNUD (Programa Naciones Unidas para el Desarrollo) Objetivos de Desarrollo Sostenible "Librar de Violencia Armada a los Países en Desarrollo" - Helen Clark - ed. 31/OCT/2011
(6) Small Arms Survey: Tools - Interactive Map -2017 - Maison de la Paix, Chemin Eugène-Rigot 2E 1202 Geneva, Switzerland
(7) Asociación Nacional del Arma España (ANARMA) Avda. de Guadalajara 20, local 20 Cobeña Madrid 28863 España - publicación en su página de Facebook © del 6 de Abril del año 2018.
(8) Datos del World Bank indicadores internacionales en base a las estadísticas de la United Nations Office on Drugs and Crimes (UNODC) del año 2015.
(9) United Nations Office on Drugs and Crimes (UNODC) Studies on Firearms - p.21 - ed. 2015.
(10) Homicide in Australia - Trends in Homicide 1980-2014 - Australia Institute of Criminology - website Crime Statistic Australia - órgano estadístico del Gobierno de Australia.
(11) The Australian Firearms Buybacks and Its Effect on Gun Deaths - Melbourne Institute Working Paper Series No 17/08 - Wang Sheng Lee and Sandy Suardi - p. 23 - The University of Melbourne.
(12) Country Factsheets 2015 - Summary Data from Countries Responses on Firearms Seizures and Trafficking - p. 5 Argentina Chapter - United Nations Office on Drugs and Crimes (UNODC)
(13) Estadísticas Criminales en la República Argentina - Año 2016 - Informe Junio 2017 - Ministerio de Seguridad - Presidencia de la Nación - p. 6.
(14) Datasets del Ministerio de Modernización - Presidencia de la Nación - Estadísticas Criminales para la República Argentina 2014-2015-2016. Archivos Excel con formato CSV delimitados con comas, convertidos a database, búsqueda "Disparo de Bala".
(15) Agencia Nacional de Materiales Controlados - Prensa 2016 - "ANMAC destruyo más de 32000 armas de fuego" - link a la gacetilla: https://www.renar.gov.ar/index_seccion.php?seccion=info&m=0&id=142
(16) Agencia Nacional de Materiales Controlados - Prensa 2017 - "La destrucción de armas ilegales es nuestra prioridad" - link a la gacetilla: https://www.renar.gov.ar/index_seccion.php?seccion=info&m=0&id=123
(17) Diario Clarín del 25 de Marzo de 2018 - Tema del Domingo: "Acceso civil a las armas: los controles que faltan para frenar el circuito ilegal" datos dados en la entrevista a la Directora de la Agencia Nacional de Materiales Controlados Sra. Natalia Gambaro.
(18) Revista Aire Libre del 29 de Diciembre de 2015 - "La opinión de José Genaro Báez - Apuntes sobre la sustitución del RENAR por la ANMAC" - por José Genaro Báez - ex Director del RENAR desde 1990 hasta 1999.
(19) Art. 4 de la Ley 27.192 de Creación de la ANMAC.
(20) Instituto Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) Prensa: Comunicados. http://inecip.org/prensa/comunicados/anmac-una-estafa-legal/
(21) Estadísticas parciales 2017 - Muertes en rutas argentinas - Asociación Luchemos por la Vida.
(22) Diario "Tiempo Argentino" Nota: "Presionada por la interna de Cambiemos Gambaro renuncio al ex Renar" https://www.tiempoar.com.ar/nota/presionada-por-la-interna-de-cambiemos-gambaro-renuncio-al-ex-renar
(23) Art. 1 de la Ley 25.156 de Defensa de la Competencia
(24) Matthias Novak: InSightCrime entrevista: "Investigación y Análisis del Crimen Organizado" 29/ABR/2018.
(25) The Limited Importance of Gun Control from a Criminological Perspective in Suing the Gun Industries: A Battle at the Crossroads of Gun Control a Mass Torts pag 62, 64 - Don Kates (Lytton ed. 2005)
(26) Noticia en Diario La Nacion Digital 2/JUL/2018 https://www.lanacion.com.ar/2149605-desaparecieron-50-kilos-de-cocaina-del-escuadron-de-la-gendarmeria-en-oran-salta
(27) Diario Clarin: "De los cuarteles a las favelas: la conexión con la mafia brasileña" https://www.clarin.com/inseguridad/cuarteles-favelas-conexion-mafias-brasilenas_0_ByBPyyG3wXg.html
(28) Diario La Nacion: "Los policías bonaerenses pierden un arma cada 48 horas" https://www.lanacion.com.ar/1774563-los-policias-bonaerenses-pierden-un-arma-cada-48-horas
(29) Diario Infobae Digital. Velan a Lourdes Espindola la policía asesinada en Ituzaingo. https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2018/07/31/velan-a-lourdes-espindola-la-policia-asesinada-en-ituzaingo/
(30) Diario Infobae Digital: "Crece el escandalo por los médicos truchos" https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2018/07/26/crece-el-escandalo-por-los-medicos-truchos-investigan-mas-casos-en-el-hospital-publico-de-canuelas/
(31) Diario Infobae Digital "El gobierno anuncio una baja en la tasa de homicidios y robos" https://www.infobae.com/politica/2018/06/19/el-gobierno-anuncio-una-baja-en-la-tasa-de-homicidios-y-robos/
(32) Diario Clarin "Investigan robos de armas en depósitos del RENAR" https://www.clarin.com/politica/Investigan-robaron-armas-depositos-RENAR_0_VyFuCpv-b.html
(33) Diario El Pais: "Venezuela prohibe las armas civiles" https://elpais.com/internacional/2012/06/01/actualidad/1338542574_088241.html

Christián Socolovsky Miembro IAPDeC
DNI 20.995.989
socolovskychr@gmail.com

Artículos publicados por el mismo autor:

Términos y condiciones | Acerca de Full Aventura | Incorpore su comercio | Contáctenos
Copyright© 2000-2018 FullAventura.com - Reservados todos los derechos

Seguinos en: