Seguinos en:

Consultorio de Tomás Cappi

Tomás Cappi
Tiro táctico, armamento y recarga de munición

Profesor Instructor de Tiro. Instructor Policial G.O.E. (Grupo de Operaciones Especiales). Leg. RENAR ITA-4795.

Haga click aquí para ver el curriculum
Haga click aquí para enviarle una consulta

¿Sabía usted que...

  • Como limpiar las vainas previamente a la recarga

    Este comentario NO va dirigido a quienes cuentan con un Tumbler de última generación. Sino a todos aquellos que buscan día a día una forma más eficaz y económica de limpiar adecuadamente sus vainas para así poder recargarlas. Las recetas son casi tantas como los amigos Recargadores, sin embargo, y sin intención de dar la mágica solución a todos los problemas de limpieza, les comento que una forma muy eficaz, rápida y sobre todo muy práctica de limpiar las vainas previamente a la Recarga es colocar las mismas dentro de una media de mujer (de ser posible doble, por seguridad de que no se rompa) e introducirlas en un lavarropas. Los jabones de lavar en polvo actuales (especialmente los adecuados para los lavarropas automáticos), son muy eficaces a tal fin. Luego de cumplido un programa de lavado normal (no es necesario que sea realizado con agua caliente), se enjuagan con abundante agua limpia y se ponen a secar al sol. El resultado es muy bueno y sobre todo con elementos al alcance de todos los amigos Recargadores.

  • Para proteger nuestras armas

    Muchas veces disponemos de una sola valija o caja para transportar varias de nuestras armas, y el problema es como las acomodamos o las protegemos para que no se rayen las partes metálicas o las de madera. Esto también suele darse para escopetas, como por ejemplo el caso de las de repetición a corredera, con un cañón largo para caza y otro corto para defensa, y que van en una misma funda. Una forma muy práctica es colocar cada arma dentro de una media deportiva de algodón, y para las más largas o cañones que van por separado, una de fútbol. De esta manera no se tocan, están protegidas de roces y pequeños golpes que pueden suceder durante el traslado. También es una forma muy eficaz de guardarlas ya que también la "media" puede ser rociada con una "pequeña" cantidad de aceite en aerosol. A diferencia de las fundas de material sintético, este tipo de tejido "respira" evitando la acumulación de humedad. También las protege, al manipularlas, de que dejemos en su superficie restos de transpiración, lo que suele provocar oxidación y picaduras luego de un prolongado tiempo de estar almacenadas.

  • Pistolas plásticas o de acero? - 1° Parte

    Se que esta pregunta da para mucho más que para un pequeño apunte. Sobre todo que no es mi intención desarrollar un tema que es tan amplio como por ejemplo "¿Pistola o Revólver?" en un breve comentario en vez de hacerlo en un artículo con una extensión acorde a la importancia del mismo. Sin embargo, y dejando de lado la antinomia que polariza a los partidarios de las nuevas tecnologías con respecto a los fundamentalistas defensores del acero, debemos tener en cuenta que cuando tratamos el tema "peso", al hablar del arma para defensa personal, siempre se hace hincapié en la comodidad a la hora de portar. Esto es real y, en mi modesta opinión, uno de los más fuertes "argumentos de venta" de las armas con cuerpo de polímero. Pero hay un punto que, a mi entender, puede llegar a ser aún más importante y éste es la velocidad para desenfundar. Timer en mano, les aconsejo hacer la prueba. Aún cuando (recuerden que con el paso de los años nos cuesta cada vez más irnos adaptando a los avances tecnológicos…) soy defensor del acero: "Una pistola plástica se desenfunda más rápido que una de acero". Es muy simple, nuestro mejor tiempo lo haríamos con la mano VACIA. A partir de que le vamos agregando peso, nos vamos haciendo cada vez más lentos.

  • Pistolas plásticas o de acero? - 2° Parte

    En el comentario anterior, habíamos valorado la ventaja a favor de las Armas de Polímero con respecto a la velocidad para desenfundar. A este "1 a 0", en esta oportunidad, lo vamos a convertir en "Empate". El tema es que, puede suceder que, nuestras armas con cuerpo plástico puedan presentarnos algunos problemas a la hora de alimentar en forma confiable. Este tipo de pistolas, si no son firmemente empuñadas puede suceder que en algunos casos no cumplan con el ciclo completo de alimentación, es decir que la corredera no llegue completamente hasta atrás en su recorrido, con la consecuente falla de alimentación. Esto se debe a que el bajo peso del arma no contrarresta (por si sola) completamente la acción del resorte recuperador. La Solución: es empuñar con un grip más firme. Como diría mi Padre: Si un rengo tiene una pierna más corta… seguramente la otra es más larga.

  • Montaje de miras telescópicas

    A la hora de montar nuestra mira telescópica, siempre nos asalta el temible fantasma de que una vez realizada esta operación (aparentemente en forma satisfactoria), y una vez realizados algunos disparos, la misma se mueva, es decir que no conserve su regulación a medida que seguimos disparando. El tema es que cuanto más potente sea el retroceso de nuestro fusil, más riesgo corremos. Por esta razón solemos recurrir a las "trabas químicas" que dan resultados realmente excelentes, pero solamente en cuanto a la fijación de los tornillos… Que la Mira no se mueva, ya es otra cosa. Un artilugio al que podemos recurrir es que, al colocar la mira en los montajes lo hagamos sobre un trocito de un preservativo (tanto arriba como abajo), al que luego de terminar la operación de montaje, se lo recortará en forma bien prolija a efectos de que no se vea. Este simple procedimiento nos será de muchísima ayuda para regular y sobre todo para conservar calibrada a nuestra fiel compañera de cacería. Por último, recuerden que para que una mira esté a la altura (en cuanto a prestaciones se refiere) de nuestro fusil, no se debe intentar ahorrar en su compra: "Quien ahorra a la hora de comprar la mira y los montajes... pierde invariablemente a la hora de cazar".

  • Cómo impermeabilizar la munición metálica

    La munición metálica, sobre todo si es de reconocida marca y por lo tanto de buena calidad, es lo suficientemente impermeable como para que no sea alterada su confiabilidad por estar expuesta a un clima muy húmedo (gimnasios, cámaras frigoríficas, etc.) o hasta un eventual chapuzón durante una cacería. Sin embargo, si hablamos de munición recargada, o aunque sólo sea para tener un plus de seguridad a este respecto, hay una forma de incrementar su resistencia a la hiumedad. Se debe utilizar pomada para los zapatos (preferentemente incolora). La misma, la usaremos para sellar la zona del alojamiento del fulminante y la unión vaina / proyectil tratando de que "penetre" en las mismas. De existir alguna pequeña fisura en el sellado original, la misma será sellada con la pomada. Luego que hemos untado los lugares sitados, limpiaremos con un trapo todo el excedente. Este método puede impermeabilizar la munición por mucho tiempo. Ante la duda, se puede repetir toads las veces que sea necesario. Así de simple nomás. Espero les sea de utilidad.

  • Limpieza de los Cargadores

    Luego de muchos años de experimentar y probar distintos métodos, en mi modesta opinión, a forma más simple, rápida y efectiva de limpiar nuestros Cargadores luego de una intensa jornada de Tiro o Entrenamiento, es la siguiente: Dispondremos de un frasco, que por sus dimensiones podría ser de mayonesa, para la mayoría de los Cargadores de Pistola. En el prepararemos una mezcla de nafta y aceite al 20%. En dicho frasco sumergiremos el Cargador y lo "batiremos" dentro de nuestra "preparación". Podremos ver toda la suciedad (tierra, arena, pasto, etc.) que va saliendo del mismo y cayendo al fondo. Después de realizar esta operación 2 ó 3 veces lo dejamos escurrir y luego evaporar la nafta remanente (el aceite no se evapora y la nafta sí). Terminado este proceso, el Cargador estará limpio y con una fina película de aceite en "toda" su superficie (interior y exterior), que lo protegerá hasta el momento en que nuevamente vuelva a ser utilizado. La mezcla que quedó en el frasco si se filtra (una vez decantada uno o dos días),y puede volver a ser usada para este fin. Cada 4 ó 5 veces que los limpiemos por medio de este sistema, sería bueno realizar un desarme completo de nuestros Cargadores.

Notas publicadas en Full Aventura:

Procesando, espere por favor...

Términos y condiciones | Acerca de Full Aventura | Incorpore su comercio | Contáctenos
Copyright© 2000-2017 FullAventura.com - Reservados todos los derechos

Seguinos en: