Seguinos en:
Información general

¿Malvinizar las islas o Argentinizar a los combatientes?

Reflexión sobre el reconocimiento que todos nuestros héroes combatientes de Malvinas merecen

Autor: Hector Tinfena Fecha de publicación: 08/04/2019

Por esos caminos que nos lleva la vida y, en ocasiones, por hechos a veces no tan fortuitos, fui invitado a un asado organizado por un grupo de combatientes de Malvinas. La reunión que se realiza periódicamente contó con la presencia de integrantes de las Compañías de Comandos 601 y 602.

Cabe señalar que no he escrito "excombatientes", omití el prefijo "ex" intencionalmente. Quién haya participado de la contienda, ya sean Comandos, Pilotos, Marinos o soldados atrincherados en barrosos pozos de turba, son combatientes para siempre.

Mucho se ha escrito sobre sus combates. No hace falta que agregue o repita acontecimientos ya relatados mejor de lo que yo podría describir.

Mi intención es otra. Primeramente, quiero comentarles que una cosa es leer las crónicas de acciones y desarrollos de combates producidos, y otra muy distinta es estar al lado de ellos. Estrechar su mano. Mirarlos a los ojos y escuchar con sus palabras hechos vividos. Una cosa es ver un reportaje y otra es escucharlos personalmente.

Dieron todo, y cuando digo todo, es todo, hasta el bien más preciado de todo ser humano, la vida misma, y al momento de tener que jugársela, lo hicieron. Se enfrentaron cara a cara con la muerte. Para algunos, el destino les dijo "cara" y, para otros, "seca".

En mi caso personal, los miraba, los escuchaba y pensaba en la humildad y paz interior que me estaban transmitiendo estos soldados. Cuando les hablaba yo, no solo sentía un nudo en la garganta, sino tenía que tragar varias veces para ver si el corazón se me podía acomodar un poco en el pecho.

Personalmente, he leído muchísimo sobre los acontecimientos de 1982. En su momento, también a partir del 2 de abril, estuve pendiente las 24 horas. Yo tenía 29 años.

Volviendo al título de esta nota, quisiera explicar lo que quiero transmitir en él: Malvinizar es una acción política. Dicho en otras palabras, sería recuperar las islas. No va a ser una acción militar. Tendría que ser políticamente, cuando seamos un verdadero país. Pero eso es otro tema. No voy a entrar en ese terreno.

Argentinizar a los combatientes, me refiero a no dejarlos solos. Fueron ignorados desde que volvieron. Muchos no se sienten acompañados. Inmediatamente finalizada la guerra, fueron tapados, guardados, cubiertos como si no hubiese pasado nada, por las propias cúpulas militares, genios fracasados en estrategia política y militar que estaban en el continente.

Normalmente, cuando pensamos en héroes, automáticamente nos figuramos un busto representativo, un grabado en algún libro o cuadro. No tomamos conciencia de que tenemos héroes vivos caminando entre nosotros y de que tenemos la inmensa fortuna de poder aprender de ellos y honrarlos como tales.

No tenemos que recordarlos y honrarlos solo el 2 de abril y las dos semanas siguientes. Son nuestros Combatientes veteranos todo el año.

Muchos de ellos dan charlas, conferencias; me pregunto cuántos de los lectores de Full Aventura, que ya lleva más de 19 años en línea, han buscado la oportunidad de estar con ellos.

Homenajearlos no es mostrar una foto cada 2 de abril, hacerle un reportaje a alguno de ellos, cantar el himno y repetir cíclicamente cada año lo mismo.

Homenajearlos es participar en eventos con ellos, llevarlos a escuelas primarias y secundarias, verlos en los medios en cualquier momento del año. Darles el importante lugar que se ganaron en la sociedad.

Cuántos chicos de primaria y secundaria y, me atrevo a incluir a menores de 40 años, saben el nombre de algunos combatientes, no pido mucho. Que digan el nombre de dos o tres.

No debemos confundir política con heroísmo en combate. Son dos cosas bien distintas.

Malvinizar y Argentinizar no van de la mano. Lo primera llevará décadas (como mínimo) o tal vez no se logre nunca. No toda Argentina tiene la culpa de fabricar la clase de políticos que tenemos.

La segunda puede ser inmediata. Debemos hacerla. Es gratis, solo debemos ser más patriotas en los hechos (no solo en lo que pensamos y decimos). Hagamos el intento. Vamos a ver que nos sentiremos mucho mejor y lograremos ser una sociedad mucho mejor, lograremos ser una Patria, con todo lo que ello significa.

De derecha a izquierda: TCNL Victorio Listorti, TCNL Aldo Rico (602) y Esposa Marisa Guilanea, Cnl Miguel Viviani Rossi (No VGM), CNL Daniel Oneto ( 602), TCNL Richter (NVGM), Subof My Adolfo Albornoz (602, enfermero)
TCNL José A. Vercesi (VGM)
TCNL Victorio Listorti
GRL Pedro Miná y TCNL Aldo Rico
Subof My Correa (602)
Cnl José Martiniano Duarte (601)
Subof My Albornoz

Mis menciones especiales:
Al Mayor (R) Fuerza Aérea Argentina Walter Speroni por su apoyo y amistad
Al Teniente Coronel (R) VGM José A. Vercesi por invitarme al evento
A Leonor Guerrini de www.trainingtime.com.ar por su amabilidad y ayuda en el evento.
Mi respeto y gloria eterna a los que no están con nosotros.

Hector Tinfena

Artículos publicados por el mismo autor:

Términos y condiciones | Acerca de Full Aventura | Incorpore su comercio | Contáctenos
Copyright© 2000-2019 FullAventura.com - Reservados todos los derechos

Seguinos en: