Seguinos en:

Cortapluma Wenger modelo Ranger

Intenté destruirla y no pude

Autor: Carlos Dacomo Fecha de publicación: 25/08/2005
Auspicia: Angel Baraldo

Este es el pensamiento que me quedara luego de someter a una cantidad de pruebas, a la cortaplumas Wenger, modelo Ranger. Sinceramente cuando la amable gente de Angel Baraldo s.a., nos entregara esta cortaplumas para probarla, nos dijeron: "si quieren pueden destruirla".

De por sí me pareció que tomaban un serio compromiso con el producto, porque con esta sencilla frase nos daban vía libre a realizar las pruebas de tormento que se nos ocurrieran, y que ustedes podrán comprobar con la lectura de esta nota, pero les adelanto, la cortaplumas Ranger de Wenger, soportó cada una de las pruebas, pero mejor vamos a ellas.

Desde que recibimos el producto de manos de Angel Baraldo s.a., nos llamó la atención la simpleza de su presentación, una caja rectangular color rojo, símbolo de la marca Wenger, nos encontramos con un completo manual, que se halla expresado en Inglés, Alemán, Castellano, y nos hallamos con algo muy importante hoy en día a la hora de adquirir un producto de calidad, como lo es la cortaplumas Ranger de Wenger, una garantía de por vida, con la cual desde un principio sabíamos que nos hallábamos frente a un producto de calidad y con el cual deberíamos exigir más que a otros que hemos testeado.

Como es costumbre con este tipo de pruebas, lo primero que realizamos fue hacer un minucioso estudio del elemento, y podemos contarles que la cortaplumas Wenger, modelo Ranger, posee una empuñadura de 13 centímetros medidos desde el sostén de la anilla de transporte, con todos sus usos plegados, que unido a la simpleza y delicada terminación de las tapas de protección del mango, compuestas de poliestireno de alto impacto, hacen de esta cortaplumas un elemento muy manuable, agradable y práctica para empuñarla, ya sea por su peso total, como la cantidad de usos que posee.

Recién retornados de nuestras vacaciones invernales, nos vimos en la necesidad de planificar una salida al campo, donde sería probada la Ranger de Wenger, que en nuestro país comercializan nuestros Amigos de Angel Baraldo s.a., es así que decidimos salir un fin de semana de campamento a la cercana localidad de Cañuelas, allí junto a la tranquilidad del entorno campestre, nos propusimos conocer este elemento.

La cortaplumas propiamente dicha posee una hoja de acero quirúrgico de 10 centímetros de hoja, y lo que nos llamó la atención es el espesor de la misma que es de 2 milímetros, lo que habla en un principio de un elemento confiable.

Podemos destacar de la cortaplumas Ranger de Wenger, que luego de desplegado el principal uso, la misma se tornó aún más manuable, adaptándose completamente a la mano, lo que nos permitirá asirla con firmeza, sin que los demás usos, molesten o lastimen la mano. Otra cosa a destacar es la traba de seguridad que posee, que no permite el plegado inesperado de la hoja cuando la estamos utilizando.

Continuando con la presentación de esta cortaplumas Wenger de Angel Baraldo s.a., podemos apreciar en la imagen que posee los siguientes usos:

  • Destapador
  • Destornillador
  • Abrelatas
  • Sierra de corte
  • Lezna, hoja de costura
  • Sacacorchos

En todos los usos podemos destacar la nobleza del material idéntico al utilizado en la hoja de la cortaplumas, y con el mismo espesor de 2 milímetros en el lugar donde se efectúa la unión con el mango.

Que decir, porque luego de todas las pruebas a las que sometimos a esta Wenger Ranger, nos han dejado muy conformes, y las imágenes que veremos nos eximirán de comentarios, uno a uno todas sus aplicaciones fueron superando las pruebas, solo deseamos dejar bien clarificado que hemos probado los usos con materiales que nos parecieron útiles para una prueba efectuada a conciencia, y a los cuales un público usuario difícilmente someta a la cortaplumas.

Bueno pero como decía un amigo, el movimiento se demuestra con acciones, empecemos por contarles que iniciamos las pruebas con el uso del abrelatas, para ello recurrimos a una lata común, pero luego de haberla abierto por el lado donde todos los abrelatas comunes, lo harían intentamos hacerlo por el fondo de la misma, el cual no permite un agarre al no poseer una banda lateral donde sostener el filo.

Como podemos apreciar en la imagen, el agarre es muy bueno, superando ampliamente esta prueba, asimismo observamos que realizamos otro corte y que el mismo es parejo como si se realizara del lado normal.

Transcurría el campamento y con el suceder de las pruebas, llegamos a la sierra de corte, la cual posee una medida de 11 centímetros medidos desde la unión con el alma de la cortaplumas, hasta la punta de la hoja de sierra, con sus dos filas de dientes triangulares dispuestos en forma alternada, como los dientes del tiburón.

Esta disposición de los dientes de la sierra de corte, permite que al realizar el mismo sea parejo y sin dañar el elemento a cortar, como podemos apreciar en las imágenes siguientes.

Es importante destacar que la hoja aserrada de corte posee al igual que su hermana la hoja de corte, un espesor de 2 milímetros, lo que a las claras habla de la calidad de su construcción.

Amigos de Full Aventura, como les mencionara cuando empezamos la nota, esta cortaplumas Wenger modelo Ranger, que comercializa Angel Baraldo s.a., nos sorprende con sus optimas prestaciones, pero todavía el campamento no terminaba y las pruebas continuaban.

No podemos mostrar el gran asado que almorzamos, o las picadas que durante la mañana o media tarde, amenizamos las jornada de campamento junto al fuego y en el íntimo contacto con la naturaleza.

Ya cerca del regreso, nos pudimos manos a la obra con la última de las pruebas, algo que nunca recibiría una cortaplumas y considerábamos que probaría su calidad y nobleza de los materiales con que fuera construida este producto de la firma Wenger, comercializado por Angel Baraldo s.a.

Decidimos aplicar a la Wenger Ranger, un peso de 900 Kilogramos, no se imagina qué: sí, acertaron, la pisamos con el automóvil, en el que nos movilizamos a nuestro lugar de acampe, y como es costumbre a las pruebas nos remitimos.

Como pueden observar, en apariencia aprobó la prueba, esta se efectuó en primera marcha y a velocidad de paso de hombre, o sea que el movimiento fue lento, lo que hizo llevar constante el peso del vehículo sobre la cortaplumas Wenger Ranger.

Concluida esta prueba, procedimos a tomar la cortaplumas y verificar nuevamente su funcionamiento, y obtuvimos una aptitud igual a la que el elemento verificaba antes de ser pisada por nuestro vehículo, como prueba de ello les entregamos las siguientes imágenes.

Como pueden verificar, observamos junto al logo de Wenger, donde apoyó directamente el neumático, solo la marca de la tierra que el mismo poseía, y ninguna otra marca visible, no presenta deformaciones y verificamos el normal funcionamiento de los usos.

Las imágenes nos eximen de comentarios, pero podemos verificar que en este lado, o sea donde se encuentra la traba del filo principal, se han producido marcas pertenecientes a las piedras que integran el cemento del pavimento, demostrando de esta forma la nobleza del material con que la Wenger Ranger, que Angel Baraldo s.a., nos entregara para su testeo ha superado ampliamente los requerimientos que cualquier usuario pudiera efectuar con este excelente elemento.

Amigos de Full Aventura, hasta aquí les mostramos el testeo de este producto que Angel Baraldo s.a., la cortaplumas Wenger modelo Ranger, aquella que seguramente todos deseamos tener en nuestro equipo de campamento, y que encontraremos en las mejores casas de venta de artículos de Camping o Aire Libre.

Pronto en nuevas notas llegaremos a Ustedes, para que juntos disfrutemos de lo hermoso de la vida en la naturaleza.

Carlos Dacomo Licenciado en Geografía
Dirigente Scout

Copyright Full Aventura
Prohibida su reproducción total o parcial sin la expresa autorización escrita de Full Aventura.

Términos y condiciones | Acerca de Full Aventura | Incorpore su comercio | Contáctenos
Copyright© 2000-2019 FullAventura.com - Reservados todos los derechos

Seguinos en: