Seguinos en:

Pejerrey en el Paraná Guazú

Pejerreyes en buena cantidad

Autor: De Victor Fecha de publicación: 06/07/2004

Como es habitual en la temporada invernal llegamos a "Keidel" aún de noche. Los pronósticos auguraban un frío intenso que hasta ese momento estaba ausente. Claro, unos minutos antes del amanecer la helada llegó sin previo aviso y el frío embistió contra nuestra humanidad. Por lo tanto la navegación hacia el lugar elegido se hizo verdaderamente dura. Pero, ¡que importaba! Estábamos en el Guazú con buenos informes que aseguraban la pesca.

El Paraná Guazú con su recorrido serpenteante parte la selva en galería típica del delta. Este bioma es privilegiado por la naturaleza. Ofrece expresiones vivas en todas las temporadas. Cerca de las ocho arribamos a las inmediaciones del entronque del gran río con el Paraná Bravo. La modalidad de pesca ideal en este ámbito es el "garete", a veces acompañado de un ancla de capa y otras solamente a la deriva. Nuestro entusiasmo estaba desbordado.

Estrenábamos la embarcación, un River Truck de 5.30 m de eslora acompañado de un motor de 40 HP. Y a la mejor usanza de Exequiel Suárez, totalmente equipado para la ocasión. Si bien el Guazú como se dice en la jerga aún "no explotó" vale la pena pescarlo. Los pejerreyes están y en buena cantidad. Con ellos se "entreverán" cientos de sardinas y dientudos que matizan la jornada acrecentando la actividad.

Estas dos especies colaboran en mantenernos atentos con la mirada en las boyas. Debemos tener en cuenta este factor en la provisión de carnada dado que la voracidad de estos peces pueden llegar a dejarnos sin Mojarras en el mejor momento de la pesca.

Para pescar embarcado en el Guazú basta una caña de 4 mts de largo con acción media. El reel, un frontal de pequeño tamaño munido de 100 mts de monofilamento de 0.25, bien untado con flotalíneas, o simplemente con 100 mts del eficaz multifilamento que garantiza la flotabilidad y la clavada.

El aparejo puede variar según los gustos del pescador. Recomendamos una línea conformada por tres o cuatro boyas, un pilotín, un puntero (si es pescador mejor) y las brazoladas deben oscilar entre los diez y los cuarenta cm. de longitud, viendo en el momento a que profundidad se está pescando. Conviene lastrar a estas últimas con una pequeña munición partida en razón de la correntada que caracteriza al río Paraná.

Para tentar al Pejerrey hace falta una buena provisión de Mojarras medianas y la batería puede completarse con isocas, lombrices coloradas y filets de mojarra, dientudo o sardina. Durante la jornada hemos obtenido sesenta piezas. Todas ellas entre los veinticinco y cuarenta cm. de longitud. Vivaces y enérgicas, como es distintivo del Pejerrey del Guazú.

Un día de pesca fantástico, acompañado por el clima y por los amigos. La buena experiencia dejó en carpeta un próximo (casi inmediato) relevamiento a este fiel pesquero.

Ahora pesca de costa en el Paraná Guazú

Niebla, mucha niebla. Atravesamos la isla dentro de una densa niebla, guiándonos por medio de las intermitentes luces de un camión que nos llevó a través del Complejo Zárate-Brazo Largo como si fuéramos un acoplado más.

El destino estaba prefijado con antelación, debíamos completar el relevamiento llevado a cabo la semana anterior en el Guazú embarcado, pero esta vez, de costa. Tono Ciliberti en La Estación del Pescador nos alentó. Cuando compramos las mojarras surgió la ineludible pregunta... y la respuesta fue "ayer salió firme". Con semejante arenga la niebla pasó a segundo plano y siendo todavía de noche, pusimos recta hacia "Vidal".

La costa entrerriana del Guazú tiene varias alternativas para pescar Pejerrey. Esta vez elegimos el recreo "Vidal", recomendado por nuestro amigo el guía de pesca Exequiel Suárez.

Este solar cumple absolutamente con todos los requisitos necesarios para disfrutar de una excelente jornada de pesca. Muelle amplio, seguro, buenos servicios, parrillas, despensa... y como si fuera poco el clima nos jugó a favor. Una temperatura de alrededor de quince grados nos permitió pescar aún más cómodos de vestimenta.

Es imprescindible para pescar en este ámbito ser respetuosos al extremo. En estos muelles se debe rotar indefectiblemente, los equipos deben responder al tipo de pesca que estamos realizando en invierno (en otros recreos del Guazú he visto pescadores con líneas de mano pescando a fondo estorbando la circulación que propone esta modalidad) pero en Vidal esto está bien reglamentado y claro como el agua. El pescador debe circular.

De hecho, no esperábamos grandes ejemplares. Todas las capturas oscilaron entre los veinticinco y treinta cm. de longitud. Eso sí, vivaces y poderosos como todo Pejerrey del Guazú. La mañana nos deleitó con una continuidad del pique que se extendió hasta las once y media. A partir de esta hora la pesca declinó para hacerse prácticamente nula por la tarde. Sólo la explosión de las grandes sardinas que se pescan en este ambiente matizaron la segunda parte del día.

Utilizamos cañas de grafito de acción media de 4.40 mts de largo. Reel frontal con multifilamento de 0.20 mm y líneas de tres y cuatro boyas chicas de varios formatos con puntero pescador. Es ideal por como el sol incide en esta margen del Guazú utilizar colores flúo en las boyas. La profundidad de las brazoladas osciló entre los veinticinco y treinta y cinco centímetros, Siempre lastradas con una pequeña munición partida.

Los anzuelos utilizados fueron de la marca Mustad modelo 277 F n° 4. La carnada como siempre, Mojarra, pero el filet salado obtenido de las Sardinas pescadas el sábado anterior fue más que tentador para las hambrientas "flechas".

El resultado de la pesca fue muy satisfactorio. Setenta piezas, de las cuales sólo cinco fueron capturadas por la tarde, lo que sugiere la intensidad del pique durante la mañana. Por supuesto, hemos liberado los pescados más Chicos y también gran parte de las Sardinas. Algunas de estas últimas viajaron con nosotros para ser procesadas como carnada para el próximo relevamiento.

Como rúbrica de este fantástico día de pesca el Guazú nos despidió con una hermosa postal de la caída del sol. Queremos compartir con ustedes las sensaciones de una jornada brillante y también esta última imágen.

De Victor

Artículos publicados por el mismo autor:

Términos y condiciones | Acerca de Full Aventura | Incorpore su comercio | Contáctenos
Copyright© 2000-2014 FullAventura.com - Reservados todos los derechos

Seguinos en: