Seguinos en:

Las pistolas para el bolsillo del chaleco, su uso para la defensa personal y la influencia de las circunstancias

Autor: Oscar Enrique Vanzetti Fecha de publicación: 11/06/2008

Elegir un arma de mano para portar en forma oculta, varias horas al día, depende de una serie de circunstancias que variarán según las necesidades del usuario. Una de ellas, y no de menor importancia, es "acomodar" la elección del arma a la vestimenta que se tenga que usar, según las circunstancias, el clima y las condiciones meteorológicas del momento. La eficacia del disparo, siempre a corta distancia, dependerá del calibre y tipo de proyectil utilizado. En armas de pequeño calibre como las mencionadas, el efecto es realmente aleatorio ya que, en general, poseen un "efecto derrumbamiento" (como yo lo denomino) o "poder de incapacitación inmediato" prácticamente nulo.

Las llamadas "pistolas para el bolsillo del chaleco" o también denominadas "vest pocket pistol" en inglés o "westen taschen pistole" (WTP) en alemán, deben reunir para ser tal, a mi criterio, dos condiciones indispensables: 1°) tener pequeño tamaño y, 2°) ser livianas, aún con el cargador lleno.

A su vez, y por una cuestión de mera practicidad, las clasifico en:

a) Armas antiguas: que cronológicamente serían las fabricadas hasta el primer tercio, o que también podrían extenderse hasta la mitad del siglo pasado (Ej.: Browning 1906, Mauser WTP 1, etc.) y,

b) Armas modernas: desde la época antes mencionada hasta las de fabricación actual.

Las dos primeras características (tamaño y peso) hacen que estas armas de fuego sean llevadas con bastante facilidad, comodidad y discreción en el bolsillo de un pantalón de un traje de gala, de una camisa, de un ligero pantalón de vestir o de un short de baño, especialmente en las zonas de climas cálidos donde se va habitualmente vestido con ropas livianas y frescas, tal como ocurre durante el período estival en nuestro país, especialmente en las provincias del norte y noroeste.

Cuanto más pequeña y liviana sea el arma elegida más se acerca al concepto de "pistola para el bolsillo del chaleco", tal como eran consideradas algunas pequeñas pistolas a principios del Siglo XX y que por ello eran también llamadas "pistolas de bolsillo", "pistolas de chaleco" o "chalequeras" porque era costumbre, en esa época, llevarlas, precisamente, en el bolsillo del chaleco del caballero. Pero también podían ser transportadas por alguna dama, en la cartera o en el portaligas de una media.

El límite del peso de estas armas debería estar en un máximo de 330 a 350 gramos, y una longitud total entre 11 y 12 cms.

Otro elemento a tener en cuenta es la forma del arma. En general deben ser armas de poco grosor (debería estar entre los 2,5 a 3 cms), con aristas romas o redondeadas a fin de evitar que tengan partes salientes que favorezcan enganches en la ropa y dificulten su rápida extracción. Hay otro aspecto a tener en cuenta en las armas modernas, si se pueden elegir, y es que estén construidas en acero inoxidable a fin de soportar mejor la acción erosiva de la transpiración humana y de evitar, si lo están, la pérdida del pavón o su niquelado debido a una prolongada portación y al lugar donde son alojadas, ya que generalmente no van protegidas por una cartuchera.

Es indudable que el calibre de estas pequeñas pistolas también debe serlo, siendo el .22 Short, .22 Long Rifle y el .25 ACP los preferidos, y en ciertas pistolas el .32 ACP y el .22 Magnum.

Pero algunas armas, si bien pequeñas, salen de estos parámetros ya que utilizan cartuchos de gran calibre y poder, como por ejemplo el 9 mm Parabellum, .38 Special, .357 Magnum, 45-70 Goverment, etc, lo que las hace no sólo más voluminosas y pesadas sino también poco manejables y desagradables al disparar por el gran retroceso, ruido y llamarada que originan. Es verdad que a comienzos del siglo pasado también existieron otras armas de fuego más pequeñas en calibre y tamaño que las otras más comunes en .25ACP, pero con un poder defensivo prácticamente nulo, por lo que aquí no las tendré en consideración.

Otra clasificación que hago de estas armas es la siguiente:

- Por su sistema de encendido: que podríamos clasificarlas, teniendo en cuenta las limitaciones antes mencionadas, en dos grandes grupos: a) de fuego anular, y b) de fuego central

- También se las podría clasificar teniendo en cuenta el mecanismo de acción o disparo que utilizan, en: a) pistolas de uno, dos o más cañones, b) revólveres, y c) pistolas semiautomáticas

Todas las armas mencionadas podrán, a su vez ser: de simple acción, simple y doble acción o únicamente de doble acción (DAO, por sus siglas en inglés de: Double Action Only).

A) Pistolas de bolsillo de fuego anular

Dentro de esta categoría se hallan muchas de estas armas, de las cuales se pueden considerar varios tipos:

1) Derringers

Creo necesario aclarar previamente que las pistolas "Derringer" actuales se escriben con dos r para evitar problemas legales con el apellido de Henry Deringer, como ya explicaré.

Dentro de este tipo de armas las más comunes son las de dos cañones superpuestos, basadas en el viejo diseño de Rémington, el modelo "Double Derringer", en calibre .41. Esta afamada pistola fue patentada en 1865 por William Eliot y en 1866 fue fabricada por la casa Remington con la denominación antes mencionada, siendo también conocida como "Model 95".

Esta pistola utilizaba una bala de plomo troncocónica de 130 grains (8,42 gramos) y de lubricación externa, una carga de pólvora negra de 13 grains (0,84 gramos) y una vaina de encendido anular o "rimfire". El largo total del arma es de 13 cms., posee un cañón de 7,6 cms. de longitud y un peso de 425 gramos. Su efecto mortífero se hacía sentir a pocos centímetros de distancia, no mayor a 1,5 o 2 metros, aunque generalmente la muerte del herido ocurría a los pocos días por una septicemia generalizada, con falla multiorgánica. En las fotografías siguientes se puede observar una bella pistola Double Deringer, calibre .41 de colección, niquelada, con cachas negra de goma endurecida y en muy buen estado de conservación.

Double Deringer, calibre .41
Double Deringer con el martillo montado mostrando el percutor móvil. Adelante y más abajo se ve el botón del extractor, sito entre ambos cañones

En los Estados Unidos, en su época, este calibre .41 gozaba de numerosos adeptos, pero además logró mayor difusión y fama porque, desgraciadamente, con una pistola Deringer monotiro a percusión, de avancarga y utilizando lógicamente pólvora negra y una bala en el calibre mencionado es que fue asesinado el presidente Abraham Lincoln, mientras veía una obra de teatro la noche del 14 de abril del año 1865 en el teatro Ford, falleciendo en Washington (DC) 9 horas después de recibir un fatal disparo en la cabeza que entrando por el costado izquierdo del occipital, terminó alojándosse detrás del ojo derecho. Estas antiguas pistolas Deringer, que en realidad se denominaban comercialmente, según su fabricante, "Henry Deringer Pocket Pistol Model" o sea "pistola de bolsillo Deringer", llevaban una sola r porque así se escribía el apellido del armero que originalmente las fabricara en la "Henry Deringer Company of Philadelphia", Pennsylvania.

Fueron muy estimadas en su momento por los usuarios civiles, para la defensa personal, y se las consideraba a mediados de 1850, entre otras semejantes, como las pistolas de bolsillo de esa época, quedando el nombre Deringer como sinónimo de pistola de bolsillo, pero finalmente fueron desplazadas por las ventajas de las armas de retrocarga que aparecieron más tarde. La pistola con que le dispararon al célebre Presidente A. Lincoln posee un largo de cañón de 1,62 pulgadas (4,11 cms.) y una longitud total de 5,87 pulgadas (14,9 cms.).

La Double Derringer se fabricó entre 1866 y 1935, llegando a alcanzar para algunos autores la cantidad de 112.000 ejemplares, pero otros dicen que llegaron a ser aproximadamente unos 150.000 ejemplares en tres modelos diferentes, pavonados o niquelados y algunos finamente labrados. Actualmente también hay Derringers de 1 y 4 cañones, pero éstas últimas son muy voluminosas.

Existen actualmente numerosos fabricantes de este tipo de armas, como por ejemplo las companías High Standard, Bond Arms Defender Series y otras. Una empresa muy importante fue la Davis Industries que en 1986, en la ciudad estadounidense de Chino, California, comenzó a producir este tipo de pequeñas pistolas, contando con algunas modificaciones mecánicas más modernas que las diferenciaban de la antigua Remington Double Derringer, pero no estando ahora construidas totalmente en acero sino con aleaciones de fundición no ferrosos. Actualmente sus productos son reemplazados por los fabricados en la empresa Cobra Enterprise Inc., sita en el estado de Utah.

La mayoría de estas armas son de simple acción, con un martillo percutor externo y un mecanismo interno móvil que golpea a un cartucho por vez, pero también existen otras en doble acción como la "American Derringer" de la High Standard y la "Point Blank" de la Soundance Industries, entre otras.

Todas estas armas tienen en común una empuñadura pequeña, redondeada y poco cómoda, un sistema de miras rudimentario y una lenta velocidad de tiro, especialmente en las de simple acción. El sistema de carga, y especialmente la descarga de las vainas servidas, es también lento y poco cómodo.

De estas Derringers unas de las más livianas, y también de más bajo precio (pero de buena calidad) son las ya mencionadas "Davis D-Series" por estar construidas en aleación de aluminio, excepto los cañones que son tubos de acero encamisados, y que en calibre .22 LR tienen un peso de 270 gramos, dos cañones superpuestos de 3,5 centímetros y una longitud total de 10,5 centímetros. Constan de un seguro en forma de botón que se desplaza de izquierda a derecha e impide el golpe del martillo contra las agujas flotantes y otro, en el martillo, cuando está a medio montar. Estas pequeñas Derringer también están fabricadas en los calibres .22 Magnum, .25ACP y .32 ACP.

Este tipo de armas también se producen en acero para cartuchos de fuego central, como por ejemplo en los calibres .38 Spl; .357 Magnum; .45 Long Colt; .40 SW; .45-70/.410; etc., pero adolecen de ser más pesadas y que al utilizar calibres muy potentes se hacen difíciles de controlar si se necesita hacer fuego rápido, especialmente bajo estrés, en situaciones de peligro real.

2) Revólveres

En mi opinión, los únicos que actualmente pueden verdaderamente llamarse adecuada y cabalmente "para bolsillo de chaleco" son los "Mini-revólveres" de la North American Arms, que se presentan en todos los calibres .22 de fuego anular, incluidos los modernos cartuchos .17 HMR y .17 Mach 2.

Estos finos revólveres, de un aspecto grácil y elegante, están fabricados totalmente en acero inoxidable, son de acción simple y poseen un tambor que permite la carga de 5 cartuchos y, además, constan con un efectivo sistema de seguridad que al colocar el borde del percutor en una muesca del tambor situada entre cada alvéolo, permite transportarlo con las cinco recámaras cargadas sin el peligroso inconveniente de sufrir un disparo accidental. Otra característica es la de no poseer arco guardamontes. En el calibre .22 LR tienen un peso de 128 grs. y un cañón de 2,8 cms de largo, con una longitud total de 10 cms.

En los calibres .22 Short y .22 Long Rifle el retroceso del disparo se controla fácilmente, a pesar de tener una pequeña empuñadura redondeada con forma de cabeza de pájaro y un rudimentario e ineficaz sistema de miras. Existen otros modelos con cachas más grandes y cómodas, y también con un cañón más largo, hasta de 10 cms, pero se salen de los parámetros de las denominadas "pistolas de bolsillo". Disparar el calibre .22 Magnum en un pequeño revólver de este tipo, con una sola mano y con la empuñadura tan pequeña, se hace bastante difícil de controlar. Algunos ejemplares poseen una cartuchera empuñadura que está fija al arma, pero puede girar para poder ser asida adecuadamente y con mayor comodidad.

Al igual que con las Derringers, es más fácil disparar estos mini-revólveres sosteniendo el arma con una mano y montar el martillo con el pulgar de la mano opuesta, a la vez que los otros dedos de ésta sirven de apoyo a la mano principal.

Como dijera anteriormente, una característica de estos revólveres es su esmerada construcción y los buenos materiales utilizados, además estéticamente son muy agraciados y poseen una cresta del martillo-percutor algo sobredimensionada que hace al arma muy llamativa y que permite disparar con mayor facilidad y rapidez. Una contra de estos mini revólveres es su lento sistema de recarga ya que para ello se debe sacar el tambor de su natural ubicación, para lo cual debe quitarse un perno que hace de eje del mismo y también de baqueta extractora de las vainas servidas.

A comienzos del siglo pasado, principalmente en Bélgica, se fabricaron unos revólveres para ciclistas llamados "Velodog" (de velo: velocípedo o bicicleta y dog: perro), porque se utilizaban para disparar a los perros que atacaban a los ciclistas cuando se desplazaban es sus bicicletas. No tenían arco guardamontes y la cola del disparador se plegaba hacia delante para poder llevarlo más cómodamente dentro de la media y extraerlos con facilidad. Todos los velo-dog que he visto son de doble acción, regular calidad y algunos son realmente de tamaño muy pequeño y en calibre 6,35 mm, pudiendo cumplir éstos últimos con los requisitos para ser "arma chalequera".

3) Pistolas semiautomáticas

Para mantener las características de una pistola de bolsillo y conservar las condiciones de peso y tamaño "ideales", los mejores calibres para uso defensivo son: el .22 LR y el .25 ACP. En general, estas pistolas conservan la línea de la FN Browning "Pocket Model" 1906, en calibre .25 ACP o también conocida por algunos autores como la "VP.25", siglas provenientes del inglés "Vest Pocket" (del inglés vest= chaleco y pocket= bolsillo), que fuera fabricada por la Fabrique Nationale d´Armes de Guerre en Herstal, Bélgica (hoy Fabrique Nationale Herstal) la cual, arma y cartucho, nacieron de la fabulosa capacidad creativa del norteamericano John Moses Browning, siendo la pionera en este campo de las pequeñas armas para transporte oculto en un bolsillo. Su éxito fue inmediato en Europa y numerosas fábricas se dedicaron a copiarla. Su peso es de 340 grs y con el cargador lleno alcanza los 350 grs, la longitud del cañón es de 53,5 mm y su largo total de 114 mm.

En su cargador entran 6 cartuchos del .25 ACP, pudiendo llevar uno alojado en la recámara. Tiene un seguro de aleta en el costado izquierdo y un seguro de empuñadura tipo "tecla", como la Colt 1911 en .45 ACP, lo que la hace un arma muy segura de llevar, al menos en teoría, con la recámara alimentada.

No posee gatillo a la vista y utiliza el sistema de cierre no calzado por su pequeño retroceso en este calibre. De esta pistola Browning 1906 deriva la "Colt Pocket Model 25 Automatic Pistol", en calibre .25 ACP, que se comenzó a fabricar para la famosa casa Colt de EE.UU. a partir de 1908 hasta el año 1941. De los modelos anteriores se fabricaron más de 4.000.000 de ejemplares, hasta que fuese reemplazada por el modelo que le sigue, la "Baby". Este modelo de FN, la "Browning Baby" (o Le Bebe", como la llamaban algunos), se comenzó a fabricar a partir de 1940 en calibre .25 ACP, es semejante a la Browning 1906 pero no tiene seguro de empuñadura y es un poco más liviana que ella. La casa FN también fabricó la "Browning 25 Automatic Pistol", en calibre 6,35 mm, en tres modelos diferentes, desde 1955 hasta 1969.

En EE.UU. numerosas firmas comerciales fabrican pequeñas pistolas semiautomáticas semejantes a estas Browning y en calibre .25, pero ahora vienen también en acero inoxidable. Algunas de estas pistolas están recamaradas para el calibre .32 ACP o 7.65 mm Browning.

Otra pistola, pero de la casa Mauser, la conocida en inglés como "Model 1 Automatic Pistol" o bien "WTP" 1 en Alemán (ya vimos el origen de esta sigla en ese idioma), fue también muy apreciada en su época y reúne todas las condiciones dimensionales y calibre para ser reconocida como una verdadera pistola para llevar en el bolsillo del chaleco. La casa Mauser, famosa en esa época en todo el mundo por la calidad de sus armas de fuego, ya había lanzado al mercado otras armas en calibre 6,35 mm (siendo esta denominación en milímetros la que se utiliza en Europa para designar el calibre de las armas de fuego) tal como la "Mauser Modelo 1910" en el calibre supramencionado, pero todavía no podía apartarse de la sombra que le hacía la popular y pequeña Browning 1906 en el mercado de las "pistolas de chaleco".

Terminada la 1° Guerra Mundial nace en la firma Mauser la idea de producir una pequeña pistola en el entonces vertiginosamente creciente y popular calibre .25 ACP y que pudiera competir exitosamente con la Browning 1906. Nace así la "Mauser WTP 1", en calibre 6,35 mm, siendo la primera pistola de estas características que fabrica esta famosa casa alemana. Se obtiene su patente en el año 1918 pero sale a la venta en 1921, motivo por el cual también se la conoce como "Mauser WTP N° 1 Modelo 1918".

Fue muy afamada entre los usuarios de la época por su buen funcionamiento y la alta calidad de sus materiales. La WTP 1 tiene, vacía, un peso de 340 grs., un cañón con 60,7 mm de longitud, un largo total de 115 mm, un grosor total de 20,6 mm y permite llevar seis cartuchos en su cargador, que es extraíble, más uno en la recámara, quedando así lista para disparar rápidamente.

Una de sus características que la diferencia notablemente de la "VP 25" es la de tener una especie de botón en la parte posterior de la corredera que se hace más duro de comprimir cuando está armado el percutor, pero que, en mi opinión, hay que estar acostumbrado a distinguir y diferenciar de cuando está en "estado de reposo" o no armado. Se fabricó hasta 1938, llegándose a producir alrededor de 50.000 pistolas. Su sistema de disparo es interno y el sistema de cierre, no calzado y por inercia de masas, es igual al de la Browning 1906. Fue reemplazada en 1938 por la Mauser WTP 2, la cual presenta algunas diferencias estéticas y mecánicas.

Algunas semiautomáticas de este tipo, quizás la mayoría, poseen el sistema de percusión interna, no visible u "oculto", como ya mencionara anteriormente, generalmente del tipo llamado "de aguja lanzada", pero también existen otras con el martillo externo o "a la vista", que en mi opinión son las más seguras de transportar con un cartucho fresco en la recámara.

Estas pistolas semiautomáticas pueden tener el mecanismo de disparo de doble o simple acción, siendo la mayor cantidad de ellas de éste último tipo. Un buen ejemplo de estas últimas mencionadas es la semiautomática "Astra Cub 2000", de la ya inexistente casa española ASTRA, en calibre .25 ACP, que tiene un peso de aproximadamente 300 gramos, un largo total de 11,5 cms y un cargador que permite llevar 6 cartuchos. Es una pistola totalmente en acero, muy bien construida y con un funcionamiento muy confiable y seguro. De esta pistola nace la "Colt Pocket Junior", en los calibres .22 Corto y .25 ACP, que a pedido de la casa Colt (de USA) y llevando este nombre, se fabricaban en España por la casa Unceta y Cia.

Si bien esas pequeñas pistolas pueden ser muy atractivas, vistosas y a veces excelentemente labradas y ornamentadas, no dejan de tener ventajas y también desventajas a la hora de usarlas. La mayor capacidad de carga y poder de fuego como también la rápida recarga con solo cambiar de cargador, las hacen en este aspecto superiores a las Derringers y a los mini-revólveres. Las empuñaduras, lógicamente pequeñas, y un arco guardamontes a veces con poco espacio para introducir el dedo disparador, no permiten a ciertas personas con manos y dedos grandes, un fácil manejo del arma.

Actualmente hay varias pistolas modernas en calibre 7,65 mm Browning o .32 ACP, que juntos a los mini-revólveres de la NAA podrían entrar dentro de la categoría de "chalequeras", como la "Seecamps LWS 32", producida por la LW Seecamp Company Inc., sita en Milford. Esta es una de las pistolas más pequeña de su clase y dispara sólo en doble acción y a las cuales la fábrica recomienda usar con puntas huecas, pero que tenía el inconveniente, en los primeros años de su salida al mercado, de ser un arma cara y no muy fácil de conseguir porque prácticamente se la consideraba un arma "custom", siendo de excelente factura y totalmente en acero inoxidable.

Su peso, cargada con seis cartuchos del calibre antes mencionado es de 374 grs. y el largo total de 108 mm. Según mi amigo Jorge Arbones, gran coleccionista de armas y aún mejor persona, en EE.UU., donde él vive, ahora se la consigue con mayor facilidad y a un precio que ronda los 400 dólares. Actualmente hay otras, parecidas en tamaño, peso, calibre y también con el sistema DAO, como la "North American Arms Guardian", la Kel-Tec y la Beretta modelo 21 A, que la pueden reemplazar, pero tampoco son baratas. Varias de las mencionadas pistolas semiautomáticas vienen también en otros numerosos calibres mayores al .32 ACP, como por ejemplo el .380 ACP o 9 mm corto.

Resumiendo al respecto, puede decirse que las armas antes aludidas, a las cuales pueden sumarse muchas otras no mencionadas en este trabajo, por lo general usadas como secundarias o de apoyo ("backup", en inglés) a un arma de puño de mayor calibre y poder ofensivo, en ciertas oportunidades deben ser elegidas como las únicas adecuadas para portar de manera muy bien disimulada, por diversas circunstancias que pueden presentarse, como ser: una estación del año de clima caluroso y agobiante que obligue a ir vestido con poca ropa. Aquí ellas sí permiten poder ser llevadas ocultas y bien encubiertas sin mayores inconvenientes, por varias horas.

Algunas empresas comerciales han diseñado cartucheras especiales para portarlas, pero personalmente no las considero de mucha utilidad.

Si bien diversas circunstancias pueden crear la necesidad de portar cualquiera de las pequeñas armas "chalequeras" antes mencionadas, habrá algún usuario que bien puede decir que también es cómodo y que brinda mejor protección, por su poder de incapacitación, portar en el bolsillo una pistola semiautomática "Walther PPK", calibre .32 ACP; un "Colt Detective Special" o un "Smith Wesson Modelo Bodyguard", ambos en calibre .38 SPL ; o un revólver "SW Modelo 317 Ultra Lite", en calibre .22 LR, de 8 tiros y con un peso aproximado de 312 gramos, o las que usted quiera agregar a la lista.

Estas mencionadas pistolas "para el bolsillo del chaleco" o "chalequeras" son una opción nada despreciable cuando es necesario portar un arma de fuego que pase bien desapercibida, o también como arma de "last chance" (de último recurso) o de apoyo, como ya dijera, ya que, como decía el desgraciadamente desaparecido y reconocido experto en armas que por sus conocimientos y criterios era conocido en EE.UU. y el mundo como "el gurú", el Tte. Cnel. (R) Jeff Cooper: "la primera regla para un tiroteo es tener un arma de fuego".

A mi criterio es el calibre .25 ACP el que mejor se presta para ser utilizado en este tipo de armas. Ellas deben ser usadas con un criterio y conocimientos verdaderamente correctos: las miras, si las tienen, son demasiado pequeñas y de muy poca utilidad, ya que al ser los cañones muy cortos los disparos deberán hacerse también a muy corta distancia, como máximo a 2 o 3 metros. Se deberá disparar a zonas del cuerpo humano que permitan una incapacitación rápida y efectiva, debido a la poca energía cinética del proyectil, la relativamente poca capacidad de penetración y el nulo poder de detención del proyectil aún a pocos metros de distancia, excepto en casos verdaderamente circunstanciales y aleatorios.

Con el calibre .25 ACP de fuego central es más común que se utilice una bala totalmente encamisada y por ello con menor posibilidad de deformarse que un proyectil de plomo en calibre .22 LR o Corto. De allí que el .25 ACP puede penetrar lo suficiente en la cavidad craneana como para lesionar el encéfalo o bien a la médula espinal a nivel del cuello. Por ello creo que éste es el calibre y munición que mejor se presta para estos tipos de armas, para defenderse a distancia muy cercana. Un proyectil ubicado en estas regiones anatómicas puede producir una interrupción inmediata de la actividad del Sistema Nervioso Central con caída al suelo del individuo e incluso, desafortunadamente, la muerte del mismo, especialmente si el proyectil penetra por una cavidad natural de la cara, llegando a lesionar directamente el tejido cerebral.

Debe tenerse en cuenta que, por ejemplo, un sorpresivo disparo en el rostro de un individuo, la cual es una zona rica en terminaciones nerviosas y en receptores de estímulos sensoriales, puede producir un impulso nervioso lo suficientemente intenso como para producir una respuesta inhibidora de los reflejos que permiten mantener la bipedestación, produciendo la caída del individuo y dejándolo fuera de acción aunque sea por un periodo muy breve de tiempo (acción que yo denomino "efecto derrumbamiento"), lo que permitirá la huida del "defensor" del lugar del hecho, o también poder acceder a otro elemento defensivo de mayor poder.

En este calibre hay nuevos cartuchos que utilizan balas más evolucionadas, como por ejemplo las denominadas "balas o puntas perforadas" (llamadas huecas, incorrectamente) o bien las denominadas "prefragmentadas", siendo sus mentados efectos beneficiosos, a veces, razonablemente cuestionados.

Sobre el efecto incapacitante, a veces dudoso, de la munición en este calibre los americanos tienen un dicho muy singular: "nadie quiere ser herido, ni siquiera con una .25 ACP".

B) Revólveres y pistolas de fuego central

Ya fueron comentadas en el texto, debido a que estas armas pueden utilizar las mismas características mecánicas que las antes mencionadas, y que podrían aproximarse a los límites del peso y calibres ya aludidos, pero en general no pueden incluirse por sus dimensiones, peso y calibres, dentro de las llamadas "pistolas para bolsillo del chaleco".

En EE.UU. la empresa Smith Wesson fabricó entre los años 1888 y 1937 un pequeño revólver de los llamados comúnmente "de quebrar", o en inglés "Hinged frame" (marco con bisagra) y que fuera denominado "Smith Wesson Safety Hammerless Revolver", más vulgarmente conocido como "de gatillo oculto", con un tambor para 5 cartuchos y en calibre .32 SW (o .32 Corto), con una longitud de cañón que variaba entre 2, 3 y 31/2 pulgadas, siendo especialmente el de 2 pulgadas de cañón, en mi opinión, un arma muy hermosa, teniendo un peso aproximado que ronda los 400 gramos, cómodo para empuñar y fácil de llevar oculto.

Este tipo de revólver también se fabricó en calibre .38 SW (o .38 Corto) pero con otras dimensiones. En las fotografías que vienen más adelante se verá un hermoso revólver de este tipo, pavonado, en calibre .32 corto, con cañón de 2 pulgadas de longitud y en perfecto estado de conservación y funcionamiento, el cual es propiedad, al igual que la "Double Deringer" fotografiada, de mi buen amigo y coleccionista de armas Juan Casabella.

Como siempre que se porta legalmente un arma de fuego para defensa personal, es el juicioso criterio y conducta del usuario un elemento de esencial consideración.

Estas pequeñas armas de fuego pueden ser muy útiles a policías o miembros de las fuerzas de seguridad, cuando la ocasión amerita tener que utilizarlas en bien del servicio. He leído que en USA, algunos policías suelen portar una pequeña pistola de bolsillo en el pantalón de baño, cuando deben trabajar de incógnito en la playa, o que a veces, algunos la portan en el estuche de las esposas.

La práctica continuada y meticulosa con estas armas, disparando siempre a muy corta distancia, con ambos ojos abiertos y sin utilizar los aparatos de puntería, permitirá obtener de ellas el mayor beneficio, actuando siempre con prudencia y teniendo "in mente", de manera clara, si fuere menester, los límites que la ley establece para la legítima defensa con armas de fuego.

Disparar al blanco o simplemente practicando con este tipo de armas y en especial con las más antiguas, como algunas de las supra mencionadas y que podemos hallar todavía en algunas armerías de nuestro País en condiciones buena o muy buena, me produce gran regocijo y placer. Quizás el secreto de este goce esté en que ellas, definitivamente, ya han entrado en el gran Libro de la Historia de las Armas de Fuego.

Aviso al lector

A continuación mostraré las diferencias de velocidad y energía cinética entre los calibre .22 corto, .22 LR y el 6,35 mm disparados con algunas de las armas mencionadas. También se podrá observar el efecto de estos proyectiles sobre panes frescos de jabón de lavar de donde cada uno podrá sacar sus propias conclusiones. Estos resultados de manera alguna se pueden traspolar para ser comparados con los efectos sobre seres humanos y sólo tienen como objetivo ilustrar al lector.

A) Características de los calibres .22 LR, .22 corto y .25 ACP

  • Cronógrafo balístico utilizado: Pro Crhrono Competition Electronics
  • Distancia de disparo (desde la boca de fuego): 50 cms
  • Temperatura ambiente: 28° C
  • Fecha: 02 Abril de 2008. Hora: 17:30 hs
  • Significado de las siglas: L.P = libra por pie, Kgm = kilográmetro, pps = pies por segundo, m.s = metros por segundo

1) Calibre .22 LR disparado con Derringer Davis

  • Características del cartucho: Federal Champion High Velocity punta hueca (HP)
  • Peso de la bala: 36 grains (2,33 gramos)
  • Velocidad promedio en la boca: 1.350 pps (411,5 ms)
  • Energía promedio en la boca: 145,7 L. P (20,15 kgm)

2) Calibre .22 LR disparado con Mini revólver North American

  • Características del cartucho: Ídem a 1)
  • Peso de la bala: Ídem a 1)
  • Velocidad promedio en la boca: 836 pps (255 m.s)
  • Energía promedio en la boca: 55,9 L. P (7,73 kgm)

3) Calibre .22 corto disparado con pistola semiautomática Bersa Piccola

  • Características del cartucho: Winchester High velocity punta de plomo sólido
  • Peso de la bala: 29 grains (1,88 gramos)
  • Velocidad promedio en la boca: 895,5 pps (272,9 m x s)
  • Energía promedio en la boca: 51,6 L. P (7,14 kgm)

4) Cal. .25 ACP o 6,35 mm disparado con pistola Astra Cub 2000

  • Características del cartucho: MAGTECH. Encamisada (FMC)
  • Peso de la bala: 50 grains (3,24 gramos)
  • Velocidad promedio en la boca: 524 pps (159,7 m.s)
  • Energía promedio en la boca: 30,5 L. P (4,21 kgm)

5) CaL. .25 ACP o 6,35 mm disparado con pistola Browning 1906

  • Características del cartucho: Ídem a 4)
  • Peso de la bala: Ídem a 4)
  • Velocidad promedio en la boca: 645 pps (196,5 m.s)
  • Energía promedio en la boca: 46,2 L. P (6,38 kgm)

B) Fotografías de armas mencionadas en el texto

(*) Fotografías sacadas de Internet

Imágenes de trayectorias de proyectiles en panes de jabón fresco utilizando los calibres antes mencionados

Agradecimiento

Las pruebas balísticas y las respectivas fotografías, como así también la de las armas aquí mostradas, han sido obtenidas gracias a la colaboración del Señor Carlos Dianda y de su hijo Andrés.

También quiero destacar la gentil e igualmente importante contribución del amigo Juan Casabella.

Oscar Enrique Vanzetti Médico Legista

Copyright Enrique Vanzetti
Prohibida su reproducción total o parcial sin la expresa autorización escrita del autor.

Términos y condiciones | Acerca de Full Aventura | Incorpore su comercio | Contáctenos
Copyright© 2000-2014 FullAventura.com - Reservados todos los derechos

Seguinos en: