ABRIR

Armas

El lobby del Desarme y los números de su fracaso

Analizamos el resultado de una encuesta en su apartado de Inseguridad

Autor: Rubio Gustavo S.

Fecha publicación: 11/08/2020

Es bien sabido que las políticas de Desarme Civil que se han aplicado en Argentina sólo sirven para incrementar el número de víctimas, aumentar la violencia de los delitos y generar un sinfín de inconvenientes sociales y económicos muy complejos. No sólo son peligrosas para la sociedad y los derechos de las personas, sino que no cumplen el cometido que se anuncia con bombos y platillos y se busca imponer en campañas mediáticas con periodistas con déficit de reflexión y análisis.

Los números de la Encuesta de Opinión Pública en Argentina INFORME IX ESPECIAL COVID-19 de Giacobbe y Asociados SA revelan con solidez irrefutable los errores de estas erradas políticas en seguridad que están basadas en los lineamientos desarmistas dados por la Red Argentina para el Desarme, INECIP, APP y demás organizaciones de turbios intereses que florecen a costa de la sangre de vidas inocentes y vienen haciendo lobby desde hace años.

Para poder ver los números en cuestión, tenemos que considerar algunos datos técnicos que si bien no son nacionales, nos pueden dar una idea global. El típico botón de la muestra como quien dice. El muestreo fue realizado del 27 al 29 de Julio de 2020 con tipo muestreo ajustado por cuotas de género, edad, regiones, secciones electorales de la provincia de Buenos Aires, comunas de la Ciudad de Buenos Aires y se analizaron 2500 casos ( arriba de 800 las encuestas adquieren seriedad) dando un margen de error +/-2%. La modalidad elegida fue un cuestionario estructurado con preguntas abiertas y cerradas y el sistema de consulta fue a través de dispositivos móviles.

Si bien la encuesta cubre varias cuestiones políticas y de salud, uno de los apartados hace referencia un hecho puntual de inseguridad y arroja que casi un 80% de las personas actuarían como lo hizo el jubilado que se defendió de cinco malvivientes que ingresaron a su casa y lo torturaron para robarle. Si bien el dato es lógico para cualquier ser humano con un mínimo de dignidad e instinto de supervivencia, deja sin fundamentos la posición desarmista de los políticos y gran parte de los periodistas "progres" que insisten en que la mayoría de la gente está en contra de defenderse y propone la pasividad frente a una agresión ilegitima. Esto ya debería encender una luz de advertencia para los despistados que proponen regulaciones facilistas y leyes desde un escritorio aislado del mundo y con escolta oficial armada. La gente valora su vida, su propiedad y la vida de su familia y se va a defender porque los criminales y delincuentes eligen donde y como actuar y el Estado no puede estar en todos lados al mismo tiempo.

Si bien lo anterior es un dato relevante que muestra la disociación existente entre políticas de Estado desarmistas y la realidad de lo que opina la gente, esa desconexión entre funcionarios y ciudadanos queda aún más expuesta con la siguiente pregunta:

¿Tendría en su domicilio un arma de fuego comprada ILEGALMENTE para defenderse de ataques delincuenciales?

Más allá de una pregunta muy particular (por ponerlo de alguna manera) que tendrá sus fundamentos para quienes pidieron e hicieron la encuesta, da una serie datos reveladores que debemos contemplar.

El 38% de los argentinos encuestados tendría un arma de fuego comprada ilegalmente para defenderse de ataques delincuenciales y un 1,7% de los argentinos ya compró un arma de fuego ilegal mientras que sólo el 6% tiene un arma legal.

Números CONTUNDENTES que indican como ha fallado el Estado. Al no facilitar la tenencia legal de un arma de fuego, sumándole las campañas progres del estilo "tenes un arma, tenes un problema" e imponer el falso discurso que el sólo el Estado te "protege", casi un 40% de la población que tiene intenciones de cuidar de su familia y propiedad abiertamente afirma que se armaría ilegalmente.

El Estado no los informa, ni los entrena, ni garantiza su seguridad. Se dedica a perseguir y estigmatizar a quienes están dentro de la ley, a hacerle la vida imposible a sabiendas que un 80% de la gente defendería a su familia con un arma de fuego, dejando que un 40% se vuelque si o si a la ilegalidad al encontrarse imposibilitado por el mismo Estado a acceder a un arma legal ya sea por desinformación, trabas burocráticas arbitrarias y un sinfín más de cuestiones que hacen al desarme civil y no al desarme criminal.

Es más, las políticas para combatir la inseguridad se vienen centrando en ese 6% de personas que adquirió un arma legal. Todas las políticas de desarme están enfocadas en ese 6% en vez de orientar a que ese 40% que piensa en conseguir un arma ilegal llegado el caso se vuelque a la legalidad.

Las políticas de Estado de las últimas décadas inducen a que haya gente propensa a adquirir armas de forma ilegal. Es el mismo Estado que combate la propia legalidad empujando a la gente a la ilegalidad por una cuestión de imagen (por no ahondar más en el tema).

Los datos presentados por Guiacobbe y Asociados muestran con pasmosa claridad la disociación de la clase política en lo referente a la seguridad diaria, el desconocimiento de quienes gobiernan acerca de lo que piensa y quiere la gente, la estrepitosa inutilidad de las políticas de desarme impulsadas hasta la fecha que encima cuestan millones de pesos en impuesto al mes y el fracaso de los lineamientos impartidos por la RAD, INECIP y demás ONGs turbias que tratan de disimular con cursos y charlas mentirosas. El desconocimiento, en algunos casos, y negación, en muchos, que tienen quienes trabajan en el Estado de las leyes y derechos de la República Argentina.

Es momento de que el Estado se ponga del lado de los ciudadanos y acompañe realmente a quienes deseen ejercer su derecho constitucional a tener un arma facilitando los trámites y alentando a que lo haga legalmente. Si eso no se hace, la proliferación de armas ilegales seguirá creciendo y el mismo Estado seguirá siendo el promotor de ello como lo viene haciendo desde hace tiempo.

Rubio Gustavo S.

Legítimo Usuario
Profesor de Inglés
Columnista sobre Armas y relacionados en Decilo Fuerte
Email: saidrubio76@hotmail.com
Twitter: @GustavoSRubio