Seguinos en:

Armas de nuestra historia - 1º parte

Desde el Virreinato del Río de la Plata hasta 1890

Autor: Daniel Ponce Fecha de publicación: 17/11/2004

Habitualmente los programas o artículos referidos a la historia de las armas, tratan sobre Europa o EEUU, hoy quiero referirme a nuestra historia, para lo cual tomaremos dos etapas, la primera desde el Virreinato del Rió de la Plata, el inicio de nuestra historia, hasta 1890, no por capricho, y la segunda desde esa fecha a la actualidad.

Armas largas

Las armas de fuego del Virreinato son de una gran variedad, recordemos que la Corona Española no poseía tropas regulares en el Rió de la Plata, es así que el armamento con que cuentan las primeras formaciones patrias son las de los pobladores y las recuperadas a partir de las invasiones inglesas.

Encontramos el fusil de chispa modelo 1777 Brown Bess, de calibre .75, estampado en la llave como "tower", (por su marca de certificación expedida en la Torre de Londres) usado por nuestro Ejercito desde 1810 a 1865. En el mismo periodo presta servicio la tercerola modelo 1802, calibre .75, llave "tower" de fabricación inglesa.

Ficha técnica

Los fusiles españoles estaban representados por los modelos 1792, calibres 16mm de llave miguelete, culata estilo madrileña marcada "bilardel" y el fusil modelo 1802, calibre 16mm, llave miguelete construido en el arsenal de Plasencia, con bayoneta de "cubo", los dos en servicio desde 1810 a 1840.

En el siguiente encontramos el mosquetón modelo 179, calibre 18mm de fabricación Belga utilizado por el Ejercito Argentino desde 1830 hasta 1865 y las carabinas de dragones francesa modelo 1829 bis, calibre 18 mm provisto a las tropas de caballería en 1833 y en servicio hasta la guerra de la triple alianza.

La Guerra de la Triple Alianza fue la guerra (1865-1870) en la cual la "Triple Alianza" -una coalición conformada por Brasil, Uruguay y Argentina- luchó contra Paraguay.

La guerra terminó con una derrota total de Paraguay, que conllevó incluso un desastre demográfico: la población del país, aproximadamente 525.000 personas antes de la guerra, fue reducida a unos 221.000 en 1871, de los que solamente unos 28.000 eran hombres.

En 1855 se provee a la caballería la tercerola Belga modelo 1842T de calibre 18mm, cañón rayado y baqueta encadenada, retirado del servicio en 1875. Mismo destino se da a los mosquetones de percusión Enfield 1842/51 sistema Pager, calibre 18 mm, cañón rayado de fabricación inglesa.

La infantería Argentina utilizó el fusil de percusión Alem 1842, calibre 18mm fabricado en Alemania, adquirido en el año 1859 durante la guerra de la triple alianza. A partir de 1860 se adquiere fusiles modificados de retrocarga Enfield-Snider M 1865, la Batiere 1867, Robert's M 1867 y Wernald M 1867.

El fusil Remington modelo 1874, se usó hasta la adopción del modelo 1879 denominado Patria, en sus versiones de fusil de infantería y tercerola de caballería, los dos en calibre 11,15 x58 R.

Este fusil unificó el armamento y la munición de nuestras fuerzas armadas ya que a partir del año 1881 se deja de proveer, salvo excepciones, cualquier otro tipo de armas.

El fusil de infantería Werndl M1877, calibre 11mm (11,15 x 58 -R- 43") de fabricación Austriaca, arma de avancarga reformada a retrocarga por el sistema Werndl de 1867, de cerrojo rotativo horizontal fue utilizado como arma complementaria de los fusiles Rémington hasta 1891.

Armas cortas

Dentro de las armas de puño también podemos citar distintas pistolas de llave de chispa, el registro de las armas adquiridas para el Ejército inicia con la pistola de percusión de caballería modelo 1822T, calibre 17,8 mm de fabricación francesa, utilizada desde 1833 hasta 1875.

Desde 1859 a 1875 las tropas de caballería adquieren la pistola alemana de armazón de percusión 1840 de calibre 17,8 mm.

En 1860 se inicia la modernización de los sistemas de armas incorporando los revólveres Lefaucheux para cartucho de espiga. El modelo 1858 es un arma de simple acción, robusta y de fácil manejo.

Poseía un cañón estriado, de forma externa cilíndrica, salvo su parte posterior que era de forma de ochava. El tambor poseía unos salientes que servían de freno en su giro por el cual se efectuaba la correcta alineación alveolo-anima de cañón.

Por su forma, la empuñadura era denominada "pata de cabra" y en su arco guardamonte poseía una "cola" para apoyar, al empuñarlo, el dedo medio. Como aparatos de puntería encontramos un guión encastrado al cañón en una cola de milano, el alza es una muesca en la cabeza del martillo.

Las vainas servidas se retiran por medio de una baqueta paralela al eje del cañón. El modelo 1863 no presenta diferencia en su mecanismo. El diseño exterior del arma es mas estilizado, se cambia la empuñadura con lo cual se gana precisión al empuñarlo y se suprime el gancho del arco guardamonte.

Ficha técnica

Un arma de uso reducido dentro del Ejercito Argentino es la pistola de fuego central Remington modelo 1871 Army de calibre .50 provista desde 1875 a 1885. El revólver sistema Smith Wesson, modelo 1874 Nº 3 Russian es adquirido para las FF.AA.

Este revólver es de cañón basculante, es decir que para su carga se debía "quebrar" accionando el cierre que se encontraba sobre el martillo, al bascular hacia abajo, se cargaba su tambor en forma manual, una por una, seis municiones. Disparada el arma, las vainas servidas se retiraban por acción de un extractor múltiple en forma de estrella, el cual funcionaba en forma solidaria al movimiento basculante del cañón.

Ficha técnica

El revólver sistema Forechand Wadsworlth se incorpora a partir de 1878. Es un revólver con una capacidad de carga de 5 cartuchos, con sistema de carga de "quebrar".

Finalmente desde 1880 a 1885 se provee el revólver Galand 1878, de fuego central en calibre 12 mm, de doble acción producido por Francia y el revólver Tranter modelo 1878 de calibre 12 mm, provisto a los oficiales el Ejercito Argentino y la Armada Argentina desde 1886 a 1895.

Para finalizar otro consejo: Que su festejo no sea el drama de otra familia. No efectúe disparos al aire.

Quiero agradecer a los miembros de la Asociación Argentina de Coleccionista de Armas y Municiones, quienes me facilitaron gran parte del material de esta nota, en especial al Sr. Vicente, quien no solo me brindó el acceso a la biblioteca de la entidad, sino que oficio de guía en un recorrido por el museo que poseen en su filial de la calle México.

Daniel Ponce

Términos y condiciones | Acerca de Full Aventura | Incorpore su comercio | Contáctenos
Copyright© 2000-2018 FullAventura.com - Reservados todos los derechos

Seguinos en: